Página:Revista de España (Tomo I).djvu/59

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
53
QUE HOY SE FORMA DE ESPAÑA.

de estímulo, no la alabanza y adulacion de los propios, sino su más dura y amarga sátira. Ciertamente que si Italia se ha levantado en el dia, en gran parte se lo debe al látigo de Parini y de los otros egregios poetas de su escuela, que no vacilaron en llamar á sus compatriotas turba de siervos apaleados y en decir de Italia que más le valiera convertirse en desierto que producir hijos tan indignos. En nuestra misma patria, en virtud del sentimiento patriótico exasperado, se han dicho, en tiempos de postracion, como el que precedió al levantamiento contra el primer Bonaparte, cosas terribles sobre ella. Jovellanos llega á suponer que, si vuelven los berberiscos, nos conquistarán más fácilmente que la primera vez, sin hallar ni Pelayos ni Alfonsos que resistan.

El concepto que en el dia forman de España los extranjeros es casi siempre pésimo. Es más; en el afan, en el calor con que se complacen en denigrarnos se advierte odio á veces. Todos hablan mal de nuestro presente: muchos desdoran, empequeñecen ó afean nuestro pasado. Contribuye á esto, á más de la pasion, el olvido en que nosotros mismos ponemos nuestras cosas. En lo tocante al empequeñecimiento de nuestro pasado hay, á mi ver, otra causa más honda. En cualquier objeto que vale poco ó se cree valer poco, en lo presente, se inclina la mente humana á rebajar también el concepto de lo que fué, y al revés, cuando lo presente es grande, siempre se inclina la mente á hermosear y á magnificar los principios y aun los medios, por más humildes y feos que hayan sido. ¿Cómo, por ejemplo, llamaria nadie gloriosa á la triste revolucion inglesa de 1688 si el imperio británico no hubiera llegado despues á tanto auje? Shakspeare, cuyo extraordinario mérito no niego á pesar de sus extravagancias y monstruosidades, ¿seria tan famoso, se pondría casi al lado de Homero ó de Dante, si en vez de ser inglés fuese polaco, ó rumano, ó sueco? Por el contrario, cuando un pueblo está decaido y abatido, sus artes, su literatura, sus trabajos científicos, su filosofia todo se estima en muchísimo ménos de su valor real. Montesquieu dijo que el único libro bueno que teníamos era el Quijote, ó sea la sátira de nuestros otros libros. Niebuhr sostiene que nunca hemos tenido un gran capitan, no recuerdo si pone á salvo al que llevó este nombre por antonomasia, y que, desde Viriato hasta hoy, solo hemos sabido hacer la guerra como bandoleros. Y Guizot pretende que se puede bien explicar, escribir y exponer la historia de la civilizacion, haciendo caso