Página:Revista de España (Tomo I).djvu/60

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
54
SOBRE EL CONCEPTO

omiso de nuestria historia, que da por nula. Un libro podria llenar, si tuviese tiempo y paciencia para ir buscando y citando vituperios por el estilo, lanzados contra nosotros, en obras de mucho crédito y por autores de primera nota.

Sin embargo, no se puede negar que, al menos en cuanto al concepto que tienen los extranjeros de nuestro pasado, ha habido gran mejoría desde la caida del primer Napoleon. Nuestra heróica resistencia á su yugo, ya que nada nos valió de los Reyes y de sus Gobiernos, nos valió siquiera algun momentáneo favor en la opinion pública de Europa. Esto, unido al desenvolvimiento y adelanto de los estudios históricos y al más vivo y atinado afan de la curiosidad literaria y científica, contribuyó á que se apreciasen nuestras cosas, sí bien, por lo comun, en obras especiales, y que por lo mismo han tenido casi siempre fuera de España poquísimos lectores: quedando siempre las ofensas y las crueldades ó injusticias, contra nosotros para los libros de un interés más general, para los libros amenos y lijeros, y para los periódicos que tanto se leen.

Sea como sea, importa consignar aquí y es justo agradecer y aun envidíar que entre varías historias generales de España, escritas por extranjeros, hay una, sí bien no creo que esté terminada aun, que vale más que todas las novísimas, sin excluir las nuestras; hablo, de la escrita por Rosieu de Saint Hilaire: que Washington Irvíng, Ticknor, Prescott, Wolf, Bohl de Faber, Latour, Viardot, Mignet, Southey, ambos Schlegel, Puibusque, Hínard y muchos más autores, alemanes sobre todo, que son los más cosmopolitas, los más aptos para estimar las prendas y el valor de otros pueblos, nos han hecho justicia y han ilustrado con amor la historia de la España cristiana; y que de la civilizacion y del saber de los españoles mahometanos y judíos han dado conocimiento al mundo Dozy, Schack, Renan, Franck, Munck, Kayserlíng y otros. Con todo, bueno es decir que estos autores, que han tratado séria y dignamente nuestras cosas pasadas, rara vez dan muestras de estimar las del día [1]; que algunos se han ocupado en investigar

  1. Salvo las ideas democráticas y revolucionanas que reprobamos, uno de los pocos libros que mejor y más completa y ventajosamente dan á conocer en los países extranjeros La España actual, su literatura, sus ciencias, artes, comercio, etc., es el que con este título, Das heutige Spanien, tradujo al aleman y aumentó y corrigió el famoso demócrata Arnold Ruge, con la colaboracion del autor del libro D. Fernando Garrido.