Página:Revista del Jardín Zoológico de Buenos Ayres (Tomo I. Entrega I, pp. 1-32).pdf/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 12 —

un modo particular, de lo dispuesto en el Capítulo II, Art.10 (527).

 Art. 58 (575). Su vigilancia es continua, de día ó de noche pudiendo disponer solamente del tiempo necesario para sus comidas, y en la forma establecida en el Art. 59 (576).

 Art. 59 (576). La vigilancia de cada guardián dura 12 ho­ras, de 6 a. m. á6 p. m., ó de 6 p. m. á 6 a. m., esto es, guar­dia diurna y guardia nocturna; esta última no tiene inte­rrupción, la diurna sí, para una comida.

 Art. 60 (577). Para evitar dificultades, se cambiará sema­nalmente la guardia nocturna, de tal modo que los que la hayan hecho durante una semana, no volverán á tomarla sin que la hayan desempeñado ántes todos los demás Guar­dianes, y haciéndola diurna entre tanto.

 Art. 61 (578). En caso de peligro, los guardianes prestan obediencia militar á su consigna.

 Art. 62 (579). Dos años de servicio sin tacha hacen á un Guardián acreedor á un aumento de sueldo, y los servicios distinguidos á un premio que será discutido en consejo del Director, los Secretarios, el Administrador, el Ecónomo y los Encargados de las secciones, sometiendo el resultado á la Superioridad, que le dará su sanción. Este premio puede ser: una medalla, un mes de sueldo, ó el reconocimiento de un año de servicio sin tacha, que será siempre válido cuan­do adquiera el otro por servicio real ó por servicio distin­guido.

 Art. 63 (580). Un Guardián no puede, en ningún caso, aban­donar su guardia sin dejar otro en su lugar, y, debiendo ausentarse por mas ó menos tiempo, debe dar cuenta á un superior.

 Art. 64 (581). Cuando un Guardián no acuda á la hora de su servicio, el que deba ser reemplazado dará de ello cuenta á los superiores.

 Art. 65 (582). Estas disposiciones no excluyen otras com­plementarias que sean dictadas ulteriormente.