Página:Ruy Blas. Drama de Victor Hugo (trad. B. Mitre).pdf/12

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 12 —

rache”, el “Lazarillo de Tormes” son modelos, sin contar los de menor cuantía. Por esto, los dos dra­mas de Víctor Hugo, cuya acción pasa en España y en que figuran españoles, traducidos al castellano, resultan verdaderas comedias de capa y espada, cor­tadas por la misma tijera. Nada les falta. Los mis­mos personajes consabidos: el galán joven, la dama, la doncella confidente, el barba grotesco ó terrible, el traidor y el gracioso tradicional que esparce su nota festiva en las escenas, con su acompañamiento de rondas nocturnas y alguaciles como en el Barbero de Sevilla, sus dobles desafíos y su exageración de sentimientos caballerescos ó de fanfarronería, sin fal­tarle la puertecilla secreta que complica el enredo de la intriga. Así es que, traducidos á la lengua de los personajes en acción, parecen obras escritas, aunque no pensadas en castellano, que reproducen las formas externas del género original en sus menores accidentes, y hasta con sus defectos.

El primer trabajo en este sentido, fue feliz, y tuvo un merecido éxito. La traducción del Hernani por don Eugenio de Ochoa, que asimiló el drama de Víc­tor Hugo á la lengua española, adaptándolo por el he­cho á su escena, ha quedado como un modelo digno de recordarse. Ruy Blas no ha tenido igual fortuna.

Habíamos oído hablar con algún elogio, de una tra­ducción de Ruy Blas en verso castellano, por el señor Rafael Ginard de la Rosa, cuyo nombre nos era des­conocido. Esta noticia bastó para decidirnos á man­tener inédita la nuestra, por considerarla por lo mé-