Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo I (1810-1814).djvu/68

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
52
CONGRESO NACIONAL DE 1811
XXVI
ESPOSICION QUE, CON FECHA 12 DE AGOSTO DE 1811, DIRIJEN A SUS ELECTORES ALGUNOS DIPUTADOS,
ESPLICANDO LOS MOTIVOS DE SU SEPARACION VOLUNTARIA DEL CONGRESO


Despues de haber protestado repetidas veces i con toda enerjía contra el aumento de los diputarlos por Santiago, en oposicion a lo establecido en la convocatoria del Congreso, algunos diputados de las provincias, en número de doce, acuerdan retirar, de la asamblea en vísperas de verificarse la eleecion de los miembros de la segunda junta gubernativa, i resuelven dirijir a sus electores una esposicion que justifique su conducta.


La arbitrariedad de los doce diputados de la capital, despues de haber resistido tenazmente a las reiteradas protestas que hemos interpuesto sobre la monstruosa desproporcion en su número i la notoria nulidad en su eleccion, ha llegado al estremo de oponerse imprudentemente a que las demas provincias tengan parte representativa en el gobierno que habia de establecerse. Un designio tan temerario, que da en tierra con los derechos mas sagrados de los pueblos, ha sido abatido con la firmeza que demanda nuestro caracter representativo, segun lo verán V.SS. por los documentos que acompaño; pues nunca podremos mirar con indiferencia que se trate de adoptar plan alguno por el que los demas pueblos queden sujetos al capricho de la capital i reducidos a una inferioridad degradante. Pero, siendo contestados nuestros justos reclamos por reiterados desaires; i habiendo tenido estos señores el desembarazo de sostener que toda la provincia de Concepcion se hiciese independiente i se gobernase por sí sola por haber su digno gobernador don Pedro Benavente manifestado a nombre de toda ella el desagrado jeneral, no solo por el excesivo número de los diputados de la capital, sino por la injusta conducta que habian observado hasta el presente; en fin, habiendo reducido esta asamblea a un escandaloso seminario de caprichos, detestado por todo el pueblo i de todos los buenos, en términos de proceder solo doce pueblos al nombramiento del poder ejecutivo sin consulta de los otros, atropellando los estatutos sagrados de toda eleccion i los repetidos acuerdos hechos por todos, en virtud de los que no se debia proveer empleo alguno sin la concurrencia del pleno Congreso, juzgué de mi deber i del decoro competente a esa provincia retirarme de esta junta en compañía de los de demas diputados que representan esos pueblos del sur, i que hemos siempre sostenido la justa oposicion a toda arbitrariedad, para participar a V.SS. i todo ese honrado vecindario los motivos que llevo insinuados, i esperar órdenes en el particular, en la intelijencia que la misma suspension de mis funciones representativas, que he tenido a bien adoptar, debe convencer a todos los habitantes de esa provincia que, segun la situacion política de Santiago, no deben esperar ventaja alguna de él, a ménos que se tomen otras medidas legales i equitativas, debiendo, entretanto las cosas permanecen en el mismo estado, seguir inalterablemente las ideas de la Concepcion; a cuyo fin V.SS. se servirán impartirme lo que fuese de su agrado. —Dios guarde a V.SS muchos años. —Santiago i agosto 12 de 1811. —Señor subdelegado i vecindario de la provincia de...