Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XVII (1828-1829).djvu/26

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
20 CÁMARA DE DIPUTADOS
  1. Que pasen a la Comision de Justicia los documentos remitidos por el Senado sobre la participacion del señor Infante en los últimos motines. (V. sesiones del 17 i el 27.)
  2. Después de una larga discusion, dejar pendiente la de la lei de olvido; i para continuarla, celebrar una sesion estraordinaria, mañana, a la hora de costumbre. (V. sesiones del 5 i el 13.)

ACTA

SESION DEL 12 DE SETIEMBRE

Se abrió con asistencia de los señores Albano, Araos, Argomedo, Argüelles, Bilbao, Campino, Castillo, Concha, Collao, Echeverría, Elizalde, Elizondo, González, Infante, Larrain, Marin, Molina, Novoa, Orihuela, Orgera, Palacios, Reyes, Sotomayor, Ureta, Valdés i Villar.

Leida el acta de la sesion anterior, fué aprobada.

Dióse cuenta de una solicitud del señor Bezanilla, en la que suplica a la Sala le conceda dos meses de licencia para curarse, i en consecuencia, se llame a su suplente. Se mandó a la Comision de Policía interior.

Leyóse un informe de la misma Comision en la mocion del señor Larrain conducente a reintegrar la Sala. Se puso en tabla una mocion de los señores Concha i Larrain, sobre que la Cámara en sus tareas se ciña rigorosamente a la Constitucion. Se mandó a la Comision de Lejislacion i Negocios Constitucionales.

Leyóse una nota del señor Infante, en que pide a la Sala que al tiempo de considerar su acusacion, tenga a la vista, al ménos un conocimiento sumario del delito; i que creyéndose calumniado, por medio de la Imprenta, para desmentir tales asertos se le de un certificado literal de la alocucion del señor Navarro pronunciada en la sesión del 5 sobre este mismo asunto. Se acordó que en la primera parte se agregase a los antecedentes ien la segunda se le diese el certificado que solicitaba.

Pusóse en seguida en discusion jeneral el proyecto de Lei de Olvido, no resolviéndose nada en primera hora.

En segunda, se dió cuenta de una nota del Senado en que remite los antecedentes que contienen la acusacion del señor Infante. Se mandó archivar i los documentos pasaron a la Comision de Justicia.

Continuó la discusión sobre el proyecto de Lei de Olvido; i despues de un largo debate, nada se alcanzó a resolver, habiéndose levantado la sesion despues de las dos de la tarde, quedando de reunirse la Sala en sesion estraordinaria el dia siguiente para continuar la misma materia. —M. Novoa. —Ignacio Molina, Diputado-Secretario.


ANEXOS

Núm. 33

Cámara de Senadores;

Tengo la honra de acompañar al señor Presdente de la Cámara de Diputados el oficio en que el Poder Ejecutivo acusa al señor don José Miguel Infante, que manda pedir en su apreciable nota fecha de hoi.

Sírvase, entretanto, el señor Presidente de la Cámara de Diputados admitir los sentimientos de aprecio del que suscribe. —Setiembre 12 de 1828. —Juan de Dios Vial del Rio. —J. Domingo de Amunátegui, Pro-Secretario. —Al señor Presidente de la Cámara de Diputados.


Núm, 34

Señores de la Cámara de Diputados:

El que suscribe, con demasiado sentimiento, hace presente a la Cámara, que padeciendo de un achaque que, sin otra prueba que la notoridad de él, lo inutiliza para desempeñar debidamente su cargo, i siendo el tiempo oportuno para ponerse en cura, solicita se le conceda licencia para no concurrir en dos meses a las sesiones, cuya falta puede llenar su suplente don José Gregorio Meneses.

Este motivo le proporciona al suscribiente el placer de saludar a los señores Diputados con las consideraciones de su mayor respeto. —Santiago Muñoz de Bezanilla.


Núm. 35

Para resolver si hai lugar o nó a la formacion de causa contra un Diputado, es indudable que la Lejislacion debe tomar un conocimiento al ménos sumario del hecho; pues esa declaratoria produce, no solo el efecto personal de vulnerar el honor de un ciudadano, sino el público de suspenderle de las funciones lejislativas. En este supuesto, no basta el oficio del Ejecutivo, que dice: la opinion pública le acusa, etc.; es necesaria otra clase de comprobantes, en que pueda la Cámara afianzar mejor su juicio, i que sobre ellos se me oiga por escrito o al ménos de palabra. Nadie se interesa m.s que yo en que este negocio se examine i ventile con toda seriedad, para que al fin resulte esclarecido si es la probidad o el crimen, la defensa de los derechos públicos o las aspiraciones personales las que se persiguen.

Con este mismo designio necesito que el Ta