Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIV (1835-1839).djvu/184

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
180
CÁMARA DE DIPUTADOS

don José María, Tocornal don Joaquin, Troncoso i Vidal.

Aprobada el acta de la sesión anterior, se leyeron dos oficios del Presidente de la República; uno pidiendo autorización para regularizar nuevamente la contribución que paga el vecindario de esta capital para la conservación de los serenos; i el otro proponiendo un proyecto de lei para que se rebajen los derechos de internación que pagan los frutos i manufacturas trasandinas, a consecuencia de haber acordado con los Gobiernos de San Juan i Mendoza igual baja en los de Chile que se trasporten a aquellos puntos. El I.° se pasó a la Comision de Gobierno i el 2.º a la de Hacienda.

En seguida, se dió cuenta i discutieron los informes de las Comisiones Militar i de Hacienda, en el proyecto del Gobierno para fijar la fuerza de que debe constar el Ejército permanente, i en el que remitió el Senado sobre aumento de sueldo al secretario de la Intendencia de Coquimbo; ámbos se aprobaron, mandándose comunicar en los términos siguientes:

Artículo primero. El Ejército permanente de tierra se compondrá por ahora de tres mil hombres.

Art. 2.º La fuerza marítima será de un bergantín i una goleta.

"Art. 3.º En el caso que, por algún accidente, hubiere necesidad de aumentar el Ejército i no hubiere lugar para pedir la aprobación al Congreso por no hallarse reunido, lo hará el Gobierno con la milicia disciplinada, dando cuenta al Congreso en primera oportunidad."

"Artículo único. El secretario de la Intendencia de Coquimbo gozará en lo sucesivo de la dotacion anual de mil pesos."

Se puso en conocimiento de la Sala el contenido de la real cédula de 26 de Diciembre de 1804, que se mandó traer a la vista, i a continuación el señor Ministro de Hacienda leyó una Memoria dando cuenta del estado actual de la Hacienda Pública, con los presupuestos de gastos del año entrante. El mismo señor Ministro indicó que, para la aprobación de éstos, se nombrase una comision que, en unión con la del Senado, los examinase i revisase i así se acordó, elijiendo para componerla a los señores Aldunate , Vidal, Arriarán, Garrido e Irarrázaval; con lo que se levantó la sesión. —Jose Vicente Izquierdo. —Montt, diputado-secretario.


ANEXOS

Núm. 197

Acompaño a V. E., para conocimiento del Congreso Nacional, la adjunta nota del intendente de Santiago en que, al paso que observa los defectos déla institución de serenos, propone las medidas que, a su juicio, deben adoptarse para remediarlos.

Este asunto ha merecido por su importancia toda la atención del Gobierno i despues de haberlo considerado con audiencia del Consejo de Estado, he creido conveniente pedir al Congreso una autorización especial para regularizar nuevamente la contribución que paga el vecindario de esta capital para la conservación del cuerpo de serenos, aumentarla moderadamente, así para que pueda llenar su objeto como para costear el alumbrado de la poblacion; hacerla estensiva a otros pueblos de la República que todavía no gozan de los beneficios de una policía nocturna i dictar las reglas que deban observarse en la exaccion de este impuesto.

Solo revestido el Gobierno de esta facultad, podrá dar cumplimiento a la Constitución en la parte que le prescribe aprobar las medidas que los intendentes o las Municipalidades propongan anualmente para el bien de sus respectivas provincias o departamentos.

Dios guarde a V. E. —Santiago, Octubre 2 de 1835 -Joaquín Prieto. —Joaquín Tocornal. —A. S. E. el Presidente de la Cámara de Diputados.


Núm. 198

El comandante de serenos pasó un oficio a este Gobierno, manifestando el mal estado del establecimiento que preside, señalando como causa la falta de pago de las entradas de que debe subsistir e indicando alguna medida para evitar la total destrucción a que camina. Inútilmente me detendría en aglomerar datos que comprobasen la decadencia del establecimiento de serenos, que asegura su comandante, i en hacer ver cuán sensible es que no se halle en el mejor estado una institución que garantiza la seguridad de las personas i de las propiedades. Me contraeré, pues, desde luego a esponer a US. cuál es, a mi juicio, el oríjen de esa decadencia i los medios que podrían adoptarse para impedirla, objeto que hace tiempo ocupa la atención de este Gobierno.

Es indispensable convenir, con el espresado comandante, que la inexactitud en el pago de la módica contribución destinada al establecimiento de serenos, es la primera i principal causa del lamentable estado en que se encuentra.

A qué punto ha llegado la falta de los contribuyentes, lo manifiestan las dos listas que tengo el honor de adjuntar a US. En efecto, la escasez de fondos ha hecho no solo que los ochenta individuos de que se compuso el cuerpo de serenos al establecerse, esté reducido en el dia a cincuenta i ocho, inclusos los del comercio, los de estramuros i los cabos, sino también que este pequeño número no cumpla, quizá, sus obligaciones con la puntualidad debida, pues que