Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIX (1841).djvu/310

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
306 CÁMARA DE SENADORES

Núm. 528

Uno de los mas principales deberes que imponen las leyes militares al Inspector Jeneral del Ejercito, tratando de las funciones de este funcionario, es el de recomendar oportunamente al Supremo Gobierno aquellos oficiales que por su antigüedad en la carrera de las armas o notables servicios, se hayan hecho dignos de la consideracion de la superioridad. En el catálogo de aquéllos está comprendido el Coronel graduado don Francisco Búlnes , actual Intendente i Comandante Jeneral de Armas de la provincia de Concepcion. Este jefe que abrazó la profesion militar en su mas temprana edad i en una época azarosa i fecunda en notables acontecimientos como fué la que medió desde 1817 hasta el término glorioso de la guerra de la Independencia i que cuenta veinticinco años de activos servicios, merece verdaderamente ser galardonado cual corresponde.

Ademas del mérito contraido por el precitado coronel en el largo período de que acabo de hacer mencion, nótase despues de éste otro bastante prominente por las ventajas que en él reportó la provincia de Concepcion hablo desde el 5 de Marzo de 1831 fecha en que le fué conferido el importante empleo de Comandante Jeneral de la Alta Frontera hasta que fué relevado de tan grave comision en 4 de Mayo de 1838 para desempeñar el cargo de la Intendencia que en el dia ejerce. Notorio i sabido es de toda la Nacion la actitud i proceder hostil de los bárbaros fronterizos en la época últimamente enunciada i sin los esfuerzos i activa cooperacion i decidido patrotismo del jefe de la Frontera se habrian sin duda prolongado los males tan frecuentes i comunes, en un tiempo en que las tribus salvajes lograban eludir la vijilancia i fortaleza de la guarnicion destinarla a la custodia de aquélla. Forzoso me es asegurar a V. S. que desde entónces i no ántes data la quietud i armonía que se observa en toda la estension de la línea de frontera, sin que nada haya podido alterar despues el órden i regularidad que el coronel Búlnes dejo establecida en ella al retirarse de tan honroso destino.

Otra circunstancia notable milita en favor del jefe que por conducto de V. S. recomiendo al Supremo Gobierno para que se digne conferirle la efectividad del grado que inviste i es la de contar once años, dos meses i dias en su efectivo empleo de teniente-coronel de caballería, comprendiéndose en dicho tiempo el de seis años cuatro meses i dias de grado de coronel, segun consta de las anotaciones que referentes al particular existen en la Secretaría de esta Inspeccion Jeneral.

Como encargado interinamente del despacho de ella cábeme la satisfaccion de elevar por conducto de V. S. al supremo conocimiento de S. E. el Presidente de la República esta propuesta, seguro de que teniéndose en consideracion los servicios que en ella van enumerados, como tambien la antigüedad de teniente-coronel de que llevo hecho mérito no dudo de que V. S. prestará su apoyo; a fin de que tenga el éxito que la justicia distributiva reclama.

Dios guarde a V. E . —Inspeccion Jeneral del Ejército. —Santiago, 26 de agosto de 1841. —Tomas Ovejero. —Al señor Ministro de la Guerra.