Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIX (1841).djvu/328

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
324 CONGRESO NACIONAL

empleados de la República, i el cumplimiento relijioso de las otras obligaciones que se ha impuesto la Nacion respecto de las acreencias internas, no se han interrumpido un momento. La deuda del 6% la del 3%, reconocida i consolidada en la Caja de Crédito Público, i la del 4% creada para subvenir en parte a la necesidad de la última guerra, han seguido satisfaciéndose con la mayor exactitud, i el valor de los fondos públicos ha subido en una progresion continua i rápida. I entre tanto se han pagado en dinero efectivo los descuentos a empleados, los créditos de capitales consolidados por cédulas de 1804, el montepío de viudas i las pensiones atrasadas que se debian desde 1817 hasta 1830 i que no se comprendieron en la consolidacion de la deuda interior. De manera que esceptuando las acciones relijiosas de que conocen los tribunales, no hai demanda alguna perteneciente a nuestra administracion doméstica, que no haya sido satisfecha por el Gobierno, o no se incluya en el arreglo de la deuda reconocida.

El incremento progresivo de las rentas públicas i el espectáculo de prosperidad que se desenvuelve a nuestra vista, han correspondido a la actividad i celo con que se plantearon tantas medidas orgánicas. Valparaiso ha llegado a ser el primer emporio del Pacífico; se frecuentan cada dia mas las nuevas radas i caletas habilitadas en toda la estension de nuestra costa; se ha hecho con la mas segura perspectiva de un éxito feliz e primer ensayo de la navegacion de vapor por una empresa a que concurren los capitales del pais con los estranjeros i que ha merecido la proteccion de la Gran Bretaña i de todos los Estados del Pacífico, desde Chiloé hasta el istmo de Panamá; ha crecido nuestra Marina mercante; el tráfico interior ha progresado con no ménos acelerada velocidad; las artes groseras conocidas ántes en Chile, han mejorado sus operaciones i pueden algunos de sus productos competir con la opulenta industria europea: vemos aparecer ca la dia otra nueva; i todos los indicios de una vida activa, i de una creciente fecundidad en las mas importante de todas, en las que sacan de la tierra alimentos i primeras materias; la Agricultura i el béneficio de minas. Materiales que antes se arrojaban con inútiles escorias; rinde hoi una liberal recompensa a la intelijencia i al trabajo empleados en ellos; i el carbón mineral ha añadido una mas al catálogo de sustancias preciosas i útiles que se estraen de las entrañas de esta tierra privilejiada.

La organizacion, disciplina i moral de la fuerza armada han ocupado una parte mui principal en los desvelos del Gobierno, i tambien han correspondido plenamente a ellos. Nuestra frontera del sur fué el teatro de sucesos brillantes que enseñaron al indómito araucano a respetar las bánderas chilenas, que pusieron término a las depredaciones de las bandadas de fascinerosos que por muchos años habian sido el terror de los indefensos pueblos i campos i en que la constancia i el sufrimiento de las fatigas i de todo jénero de privaciones no resplandecieron ménos que la pericia militar i el denuedo. Pero donde estas escelentes calidades de la oficialidad i tropa chilenas se han señalado con mas esplendor, fué en la guerra contra la Confederacion Perú-Boliviana. Qué de pronósticos melancólicos fundados en la comparacion de nuestras tropas con las enemigas, cuyo número i disciplina se encarecian tanto por los ilusos admiradores de un jefe que disponia a su antojo de los recursos de dos naciones, que habia sido lisonjeado mas de una vez por la fortuna de las armas i poseia sobre tantas ventajas algunas otras no ménos importantes i conocidas que no creo necesario mencionar. Todas ellas se estrellaron contra el valor i la invencible constancia de los guerreros de Chile. La Confederacion Perú-Boliviana cayó para no volverá resurjir jamas. Dos pueblos hermanos recobraron sus hollados fueros, i se dió una lección que ojalá no carezca de saludables efectos sobre la política de los nuevos estados, en quienes con tantas necesidades i tan escasos medios es doblemente inescusable el frenesí de las adquisiciones territoriales. Nuestra pequeña escuadra, casi enteramente improvisada, dió tambien dias de regocijo a la patria en esta memorable contienda. I para que en todo quedasen desmentidas las predicciones ominosas de los desafectos a nuestra causa, que declamaban contra las miras interesadas del Gobierno de Chile, se vió volver el ejércitc vencedor a sus hogares sin otra recompensa que la satisfaccion de haber vengado los insultos hechos al nombre de Chile i sostenido con gloria el órden público de los estados del sur.

Si entre estos celosos defensores de la patria, modelo de virtudes heroicas i militares, hubo hombres que mancharon el lustre de las armas chilenas con una defeccion criminal i con un acto de sangrienta alevosía, que compraron i tuvieron el descaro de anunciar por la prensa los enemigos de Chile ¡cuántos sacrificios jenerosos, cuántos padecimientos de todo jénero, cuántos hechos heroicos, cuánta noble sangre derramada en las batallas de la patria, lavaron el crimen de unos pocos caudillos, i la ciega lijereza de sus estraviados partidarios. Pero corramos un velo sobre este triste cuadro en el dia solemne de Chile i limitémosnos a ofrecer el homenaje de nuestra veneracion a la ilustre víctima tan indignamente sacrificada, i el de nuestro reconocimiento a los valientes que se sacrificaron en aquel escandaloso atentado.

No fatigaré vuestra atencion, conciudadanos, haciéndoos un árido catálogo de las innumerables providencias dictadas durante mi administracion para el mejor arreglo de las fuerzas de mar i tierra, porque los hombres que han dado a la patria, i los servicios que les han prestado i continuamente les prestan, s in el testimonio mas