Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIX (1841).djvu/329

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
SESION DE 18 DE SETIEMBRE DE 1841 325

elocuente de la solicitud del Gobierno, i del acierto de sus disposiciones. Pero no dejaré de fijar un momento vuestra vista sobre la creacion de la Academ ia Militar, cuya existencia, aunque limitada a un corto número de años, producirá efectos durables en la instrucción de la oficialidad; sobre la reciente recopilacion i reforma de las ordenanzas del Ejército; sobre la construccion de cómodos cuarteles i de un hospital provisorio en Chillan; sobre la adquisicion de una hermosa fragata de guerra; i mui especialmente sobre el estado de la guardia cívica, que no sigue de léjos los pasos del Ejército de línea; que parte con él las fatigas, i cuando la ocasion lo exije, los peligros del servicio de las armas; que ha dado pruebas relevantes de su devocion al órden i a las autoridades constituidas; i que en los últimos años ha esperimentado una estraordinaria estension i desarrollo. Una comision de ilustrados jefes ha revisado el proyecto que para la mejor economía i empleo de la milicia nacional estaba preparado en el Ministerio de la Guerra, i que con las oportunas i bien meditadas modificaciones hechas en él, pasará en breve a las Cámaras, previo el exámen i discusion del Consejo de Estado.

Me resta hablaros de nuestras relaciones con las potencias estranjeras i tengo la satisfaccion de deciros que los combates con las tribus bárbaras del sur en la primera época de mi administracion i la guerra contra la Confederacion Perú-Boliviana, han sido las únicas interrupciones de la paz esterior en el espacio de diez años; que se ha dado la debida consideración a reclamos, casi todos antiguos, de la Gran Bretaña i de los Estados Unidos de América; que respecto a la primera no existen en el dia sino los relativos al pago del empréstito chileno, cuyos dividendos periódicos han vuelto a satisfacerse, restando sólo acordar una transaccion para el pago de los atrasados; que respecto de los Estados Unidos, se ha presentado ya al exámen i sancion de las cámaras un proyecto de lei pira el pago de una de sus mas justas demandas; que no preveo dificultades para el pronto i satisfactorio arreglo de las otras; que en las dos que se nos han hecho por la Francia hemos conciliado la liberalidad con la justicia; que sin pactos espresos hemos concedido la mas ámplia proteccion al comercio de las naciones estranjeras; que sus ciudadanos i súbditos gozan de los mismos derechos civiles que los chilenos en la adquisicion i ejercicio de los derechos de propiedad, en sus acciones legales i (con una sola escepcion que deberia borrarse de nuestro Código) en las sucesiones por causa de muerte; que no concedemos ni pedimos a Estado alguno preferencias odiosas a favor de la bandera o productos nacionales; que hemos dado pasos para entablar relaciones de paz i buena armonía ron la Reina de España, i que los damos con celo i constancía, a pesar de los multiplicados inconvenientes para llevar a efecto la reunion de plenipotenciarios de los nuevos estados americanos en un Congreso destinado a fijar las bases de su derecho público, i la policía de sus fronteras i de la navegacion interior.

¿Acusareis de exajerada la esposicion que acabo de haceros? Volved la vista a vuestros puertos visitados por todas las naciones civilizadas de la tierra, a vuestras ciudades hermoseadas, aumentadas, trasformadas; a vuestra bella juventud, adornada de conocimientos útiles, anciosa de saber i de gloria; a esos talleres multiplicados cada dia, i cada dia mejor surtidos; a tantos campos, poco há yermos, ahora cubiertos de sembrados i verjeles, de bellas habitaciones, de obras que testifican la seguridad de las propiedades, la estabilidad del órden interno, la esperanza del progreso. Volved la vista aun a los sitios destinados a decentes recreaciones, a placeres intelectuales. ¿Qué os dice esa numerosa i brillante concurrencia? ¿Qué os dicen las solemnidades de la patria, cada año mas alegres, mas espléndidas, mas concurridas, mas entusiásticas, mas populares?

Dirán algunos que todo se debe a la espontánea evolucion de elementos que no han sido creados por el Gobierno; i yoles responderé que la primera i casi la única gloria de los gobiernos es remover los estorbos a esa evolucion espontánea; i que la remocion de esos estorbos no puede obtenerse sin atinadas providencias, sin combinaciones difíciles, cuyos autores tienen que combatir a menudo con preocupaciones envejecidas, con exajeradas teorías i con ráfagas de impopularidad, en que no pocas veces zozobran. Nadie hace mas justicia que yo al carácter nacional chileno, primera fuente de nuestros enviados adelantamientos. Estoi mui léjos de desconocer la bienhechora influencia de las instituciones liberales; i no lo estoi ménos de atribuirme el mérito de lo que se debe a las luces, a los desvelos patrióticos de los respetables ciudadanos que han consagrado sus servicios a la nacion en las secretarías i en el Consejo de Estado, en el mando de las provincias i de la fuerza armada. Al contrario, aprovecho esta ocasion de tributarles mi reconocimiento, por poco que valga, al lado de la estimacion i gloria que se han labrado con su integridad, habilidad i celo. Si nuestra posteridad, como yo lo espero, reconoce que en esta década ha progresado Chile, i se han asegurado sus mas esenciales intereses, ella contará sin duda entre sus bienhechores a los hombres que me han prestado sus consejos i su cooperacion en el ejercicio de la majistratura suprema. La posteridad, juez imparcial, señalará a cada uno su porcion en esta comun recompensa; i cualquiera quesea la mia, no me negará la justicia de haber abrigado intenciones puras, i una pasion ardiente por el bienestar, el honor i prosperidad de mi amada patria.

Conciudadanos: Una gran mayoría de voso