Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/230

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
230
CÁMARA DE DIPUTADOS

de ubicación para aquellos que venidos espontáneamente al pais, lo solicitasen mediante cumplir con algunas condiciones establecidas. Esto es lo que, a nuestro juicio, importa el proyecto de lei, i la parte que sentimos decirlo, está ménos esclarecida. Todo está para hacerse aun; está por saberse todavia dónde convendria establecer colonias; sí a este o al otro lado del Bio Bio; si en la parte poblada del pais o en los desiertos de Atacama ¡Triste e inevitable condicion, sin duda, la de los Gobiernos nuevos de Sud América, que tienen que inventar los antecedentes en que las mejoras deben apoyarse, para radicarlas en el pais; i que a cada paso se sienten asaltados por las necesidades que surjen de improviso, sin poder hallar en derredor suyo los medios de llenarlos! Largamente nos hemos ocupado otras veces de la urjencia de colonizar rápidamente el Estrecho de Magallanes. No se trata alli de aumentar la poblacion de Chile, de estender sus fronteras, ni de ostentar, por vanidad solamente el pabellón tricolor plantado en un estremo de la América. Trátase de legar a la posteridad un porvenir, como ha dicho felizmente el señor Palazuelos; esta es la grande i noble tarea de los Gobiernos; proveer a la larga vida de las naciones.

El presente se cuida así mismo; pero el porvenir no tiene otro padre que lo proteja que el Gobierno; mas todavía, el ínteres del momento presente es siempre contrario i defraudador del porvenir. Tan grandes intereses están ligados a Magallanes, que solo grandes esfuerzos podrian proporcionárnoslo. ¿Que sistema de poblacion ha seguido el gobierno con respecto a aquel punto?

Sabemos que ha fomentado la emigracion de familias de Chiloé; que ha prestado el ausilio de su marina i de sus almacenes. Pero ¿piensa reducir a esto solo su cooperacion? ¿Va a hacer frente a la vía de Panamá, con los bienes i ventajas que a la internavegacion de ámbos mares ofrecerá en Magallanes la reunión de algunos centenares de chilotes, tan incapaces de mejoras, tan desprovistos de industria i de capital, como los patagones mismos? ¿Espera que los hombres acaudalados del pais afluirán a aquel remoto clima, a anticiparse al órden natural de las cosas? Magallanes es inútil; es mas que inútil, gravoso al pais, si dentro de diez años no pudiese ofrecer al tránsito de los buques mercantes un puerto lleno de recursos, un pais abundante en provisiones i artículos de marina i una plaza de comercio.

Todas las razones de economía que militarían en el caso del proyecto actual del Gobierno para no pensar en hacer venir de Europa colonizadores, desaparecen en Magallanes; porque allí urje reunir una poblacion industriosa i estensa.

La Cámara i el Gobierno, al discutir el presente proyecto de lei, obedecen a una de aquellas impulsiones que da a las sociedades una idea recibida, una necesidad no esperimentada sensiblemente, pero fácilmente concebida. ¿Quién duda hoi de las ventajas que traería para un Estado Sud-Americano el aumento de poblacion i la aclimatación de la industria europea? Esta es, pues, la idea i la necesidad concebida. ¿Cómo proporcionarse estas ventajas, cuándo, i en qué circunstancias? Esto es lo que asalta en el momento de querer convertir en hecho la idea.

Nosotros, no solo creernos que conviene favorecer a los inmigrados que accidentalmente lleguen al pais, si es que ha de continuar la emigracion de la Nueva Holanda; creemos ademas que debe provocarse directamente de Europa: no creemos que convenga tanto establecer colonias en tal o cual punto de la República, sino que interesa sobre todo que el mayor número posible de estranjeros se interponga entre nuestra poblacion actual, para introducir con ellos la industria de que carecemos, i que a este fin puede concurrir la acción del Gobierno i la de leyes protectoras.

Juzgamos oportuno hacer conocer un hecho importante que empieza a tener lugar en nuestros días i que habíamos presajiado en artículos anteriores. Savido es que Norte América ha sido hasta hoi el pais predilecto para la inmigracion europea. De Alemania, de Suiza, de todo el norte de Europa, ha habido durante muchos años, una corriente no interrumpida de emigracion que se dirijia casi maquinalmente a sus playas. En estos últimas años empezaba ha hacerse molesta i difícil la posicion de los inmigrados: avisos publicados en los diarios de Europa instruían a los que intentaban emigrar, de las dificultades que les aguardaban en Norte América. En estos dias hemos visto en los diarios norte-americanos el anuncio de un suceso que, sin estos antecedentes, pareceria extraordinario.

Mas de doscientos inmigrados regresaban a Europa por no hallar allí medios de subsistencia, i miéntras que esto sucedía, los hijos del pais invadian en el interior hácia el territorio de los Powas, que el año pasado estaba desierto, que al presente contaba entre sus habitantes tres mil ciudadanos electores i que para el venidero se esperaba verlo elevado a Territorio: tal era la afluencia de pobladores que de todas partes de la Union concurria a desmontar los campos. Igual movimiento se notaba hácia el territorio de Oregon que avanzaba rápidamente sus culturas, no obstante la proximidad de los salvajes i las indicaciones de una secreta coalicion entre varias tribus que se proponían caer sobre las nuevas poblaciones, que las van estrechando cada dia, a punto de no quedarles suelo en donde pararse.

Apuntamos esos hechos para mostrar que podria adoptarse en Chile, para aclimatar los inmigrados de que pudiera echarse mano, el mismo sistema que se sigue en la esplotacion del