Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/356

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
356
CÁMARA DE DIPUTADOS

tónces verá la Cámara si están obligados a servir en este tiempo o no.

Se ha dicho que los taquígrafos han hecho una especie de amenaza a la Cámara; que si no se les da tanto, dejan el puesto. Es necesario saber si están obligados a continuar i éste me parece que es el punto de vista en que debe considerarse la cuestion; porque si están obligados es preciso hacerlos cumplir; por eso desearia ver este contrato.

El señor Larrain i el señor Montt pidieron la palabra a un mismo tiempo.

El señor Larrain. (Al señor Montt) puede Ud. hablar.

El señor Montt. —Con el permiso del señor Larrain haré una esplicacion del hecho que se acaba de enunciar. Yo no he dicho que los taquígrafos hayan hecho pacto; la verdad es que ha habido un simple decreto en que se les ha nombrado taquígrafos por el tiempo de las sesiones ordinarias i por el de prórrogas i sesiones estraordinarias. Esto es todo lo que he sentado en la vez anterior que tomé la palabra i sobre este punto hice las observaciones que ha oido la Cámara.

El señor Larrain. —Siempre insisto en que no corresponde el conocimiento de este asunto a la Cámara, porque entre ésta i los taquígrafos no hai convenio alguno, i porque el sueldo se les ha señalado por el Ministro del Interior: la Cámara ha señalado sólo la partida para suscripcion a periódicos, impresion de El Araucano i redaccion taquigráfica de las sesiones.

Han convenido con el señor Ministro del Interior el modo cómo deben hacer esa redaccion; son pues los encargados del Ministro del Interior, i el señor Ministro del Interior debe hacer cumplir lo que han convenido.

La última noche hice una indicacion que el señor Presidente quiso que la trajese por escrito i la traigo redactada, para que se considere en caso de ser desechado el artículo de la comision.

Yo como parto del principio de que este punto no corresponde a la Cámara, no quiero ver si es justa o no la solicitud; pues esto lo tendrá presente el señor Ministro del Interior. La Cámara debe considerar que si aprueba el proyecto de la comision, la partida del presupuesto no se aumenta, i si no aumenta no corresponde a la Sala, pues, que la Cámara va a aprobar una partida ya aprobada. No sucedería lo mismo si se presentase un empleado pidiendo aumento de sueldo; el aumento que pidiese alimentaria el presupuesto i sobre este nuevo gasto recaería la aprobacion del Congreso. Pero supongamos que se presentase uno de los empleados en la publicacion de El Araucano pidiendo aumento de sueldo; ¿podria la Cámara conocer de esta solicitud? nó, pues; se le contestaría que el Ministro del Interior estaba encargado de disponer de esta suma. Lo mismo se debe considerar a los taquígrafos. Ocurran al Ministro del Interior, mucho mas cuando este señor, si no les despachó la solicitud, fué en mi concepto, por delicadeza, porque ya habia dado cuenta a la Cámara del nombramiento de estos empleados. Yo creo que no es del caso hablar sobre si son o no empleados de la Cámara.

La Cámara ha acordado que haya taquígrafos para el año entrante, i a mí me parece que la redaccion taquigráfica es lo mismo que la que teníamos el año pasado; tanta exactitud habia ántes como ahora i ademas se hacía con mas prontitud i economía: por esto digo que no es el caso de entrar en esa cuestion; pero ya que se ha acordado, creo que deben ocurrir al Ministro del Interior; allí serán prontamente despachados.

La Cámara debe tener otra consideracion i es que el aumento que pide la comision va a sacarse de una parte la de 16,000 pesos destinada a varios objetos, i que ya van transcurridas mas de dos terceras partes del año i puede ser que toda esa suma esté ya acordada i que no quede nada para cubrir el aumento que la comision pide.

Por eso insisto en mi opinion acerca de la solicitud de los taquígrafos; creo que debe presentarse al Ministerio del Interior i no a la Cámara. Señor, a los taquígrafos se les quiere considerar empleados de las secretarías de las Cámaras; si así fuese, sus sueldos aparecerían en la partida destinada para sueldos i gastos del cuerpo lejislativo.

Una observación se hizo en noches anteriores en que se dice que la Cámara ha acordado que ella es la que debe fijir el sueldo de los taquígrafos; pero el año pasado acordó la Cámara, que de la partida de $16,000 se costease la redaccion taquigráfica de sus sesiones, es decir que la Cámara facultó al Ministro para que lo llevase a efecto. Pido pues, señor, que se deseche este informe de la comision; que no se ocupe la Cámara en considerarlo.

El señor Secretario. —En la discusion particular, cuando se trató en jeneral este asunto, me escusé de prestar mi voto i lo mismo pienso hacer ahora, porque hai interesada en él una persona que me pertenece. Para escusarme de votar he procurado que haya suficiente número de Diputados para que este asunto se pueda decidir sin mi concurrencia; quiere decir pues, que mi voto no inclinará la balanza en favor del proyecto. Mas no por eso me creo dispensado de hacer presentes las razones que obran en su favor.

Debo esponer a la Cámara cuáles son las razones: Primera, que los taquígrafos se han educado a su costa para servir al público en el destino con que se les brindaba. Segunda, que aunque se ha dicho que no debieron admitir el sueldo que se les habia señalado, si lo consideraron pequeño, talvez se han visto en la necesidad de admitirlo porque contrajeron un empeño con el que les ha enseñado de pagarle de ese