Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/558

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
557
SESION EN 18 OCTUBRE DE 184

por el Senado, i puesto en votacion, se desechó por mayoría de 21 votos contra 9.

A continuacion se pasó a considerar el proyecto aprobado por el Senado en la peticion de doña Mercedes Fernández, i se aprobó sin alteracion por mayoría de 26 votos contra 5, en la forma siguiente:

"Artículo único. Se concede a la viuda e hijos de don Mateo Fábres, una pensión de 25 pesos mensuales de que gozarán los agraciados en la forma i segun las reglas establecidas para el Montepío Militar".

Despues de esto, se tomó en consideracion otro proyecto del Senado en la solicitud de doña Dolores Noguerol, i fué aprobado por mayoría de 23 votos contra 8, en a siguiente forma:

"Artículo único. El Congreso Nacional concede a doña Dolores Noguerol viuda de don Pedro Beytía, la pensión de diez pesos mensuales".

Por indicacion del señor Velásquez, se puso en discusion el proyecto de la Comisión Militar en la solicitud de doña Juana Ramos, i fué aprobado por 26 votos contra 5, en la forma siguiente:

"Artículo único. Se le concede, por gracia, a la viuda e hijos del ex-capitan de artillería don Rafael Dueñas, el goce de la pension del Montepío Militar, correspondiente a la clase de capitan, conforme al Reglamento de esta institucion".

Despues de esto, i por indicacion del señor Seco, se puso en discusión el proyecto de la antedicha Comision Militar en la solicitud de doña Tránsito Morandé, el cual fué aprobado por mayoría de 27 votos contra 3, en los términos siguientes:

"Artículo único. Se concede, por gracia, a la viuda e hijas del teniente coronel reformado, don José Santiago Muñoz Bezanilla, una pension mensual de veinte pesos para que la disfruten de consuno miéntras la madre permanezca viuda i las hijas no tomen estado".

Finalmente, tratándose del proyecto del Senado en la peticion de doña Mercedes Zañartu, se advirtió que no quedaba el suficiente número de Diputados para continuar, i se levantó la sesion a las diez i media de la noche, quedando citados para sesion estraordinaria en la noche siguiente. —Pinto. R. Renjifo.


ANEXOS

Núm. 321

Con esta fecha se ha dado la órden correspondiente para que se entregue por Tesorería Jeneral al oficial de esa Cámara don Timoteo Avaria, la cantidad de 200 pesos que V. E. solicita para gastos de Secretaría en su nota número 53 de 9 del actual.

Dios guarde a V. E. —Santiago, Octubre 15 de 1844. —R. Irarrázabal. Manuel Montt. —A. S . E. el Presidente de la Cámara de Diputados.


Núm. 322

Adjunto un ejemplar rubricado de la memoria que mi antecesor presentó al Congreso Nacional, i que al hacerme cargo de este Ministerio de Hacienda hallé ya trabajada, pero cuya remision no ha podido verificarse ántes por algunos inconvenientes que ha habido para su completa impresion.

Sírvase V. S. poner en manos del señor Presidente el espresado ejemplar para conocimiento de esa Cámara.

Diosguardea V. S. —Santiago, Octubre 18 de 1844. —José Joaquín Pérez. —Al Secretario de la Cámara de Diputados.


Señores:

Encargado accidentalmente del despacho del Ministerio de Hacienda desde el 7 de Febrero último, a consecuencia de la enfermedad del señor Ministro de dicho departamento, vengo a presentar al Congreso el estado de las rentas públicas en el próximo pasado año de 1843, i una lijera reseña de los principales trabajos que, bajo la direccion del señor Renjifo i en alguna parte bajo la mia, han tenido lugar en el ramo de Hacienda desde que se os presentó la Memoria última.

Ocupado particularmente en los graves negocios anexos a los departamentos del Interior i de Relaciones Esteriores, sin el suficiente caudal de conocimientos especiales en aquel tan delicado ramo, i alimentando siempre la esperanza de la pronta vuelta del señor Renjifo al Ministerio, a pesar de esmerados esfuerzos, no he podido dar término a algunos trabajos, ni ménos he intentado iniciar vastas reformas, al paso que he retardado quizas el despacho de uno que otro asunto: cosas todas perjudiciales sin duda pero inevitables por mi parte.

Cuestiones se ofrecen ademas para cuya resolucion, si ha de ser acertada, se requiere el pleno conocimiento de sus antecedentes, i de las razones que obraron en el concepto del Ministro responsable, para admitir o desechar los fundamentos que las sirven de apoyo; i en cuanto a aquellas medidas parciales que de consuno tienden a un objeto único, fuerza es que las disposiciones que las hagan ejecutar estén subordinadas a la mente que concibió la idea en su conjunto.

Por estas i otras consideraciones, no deberá estrañarse que, despues de presentar los hechos, las observaciones que de ellas deduzca sean bre