Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/68

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
68
CÁMARA DE DIPUTADOS

Cuando llegue el caso de hablar de los demas héroes, se les llamará héroes de la Independencia, así como al querer traer las cenizas de éste héroe, se le llama: héroe de la Independencia; por lo que creo yo que está bien redactado el artículo, pues no hai nada de esclusivo, aunque se diga, hablando del señor O'Higgins: héroe de la Independencia.

El señor Presidente. —Se va a consultar a la Cámara sobre si el artículo se admite o nó tal cual está en el proyecto. Si la Cámara no lo acepta, se le consultará sobre la indicacion del señor Toro.

Se puso en votacion i resultó aprobado por mayoría de 23 votos contra 13, por lo cual no tuvo lugar la indicacion.

Se puso en segunda discusion el artículo 6.°

El señor Palazuelos. —¿Cómo dice, señor, ese artículo?

Despues de leído por el señor Secretario, continuó:

Yo necesitaría algunos datos para formar mi opinion acerca de este artículo. Primeramente quería saber quién seria el artista encargado de la obra, donde se trabajaría esta estátua; porque si no se trabaja aquí, seria necesario encargarla, i yo querría saber si tenemos en Chile o en el lugar de donde haya de traerse un ajente con cuyo buen gusto i buen discernimiento en materia de estatuaria podamos contar, para tener una obra digna del pais i digna del hombre a quien queremos inmortalizar; porque, señor, no seria ésta la primera vez que el pais fuese miserablemente engañado; burlado, diré. Con intencion semejante, encargamos un busto, i tenemos un mono en la Plaza de Santiago. Yo pregunto a la Cámara, si algunas de las figuras que componen ese grupo es digna de representar a un hombre, a un héroe, a una persona que merece ser honrado. Estatuas como esa, son monos que en Europa se encuentran en los lugares mas inmundos; sí, señor, es necesario decirlo así: esos monos se encuentran en los arrabales, en los pórticos; en las ventas, en las calles, en las pilas; pues bien: esos mismos se nos traería, es tan fácil que se nos engañe, a lo ménos es tal la tentacion que habría de hacerlo, que yo no dudo que nos harían pagar mui caro la tal estatua. Miéntras nosotros no podamos hacerlo sin faltar al objeto mismo que nos proponemos, no debemos pensar en estatuas: pero cuando esto no sea, se cree que con los fondos que se decreten podrá costearse una estatua digna del hombre a que se destina? Yo creo que nó, porque, si hemos de costearla para el Jeneral O'Higgins, estamos en la obligacion de hacer lo mismo con los demas que tambien sirvieron en la causa de la Independencia; i si es preciso prepararnos para hacer el mismo homenaje a tantos otros que del mismo modo lo merecen, desde ahora digo que no podremos ni tendremos con qué hacer estos gastos, aun cuando no sean correspondientes a sus méritos; en cuyo caso vale mas que no tengan estatua.

Pero, señor, hablando francamente, esto que he dicho no tiene precisamente por objeto hacer una oposicion formal al artículo, ¿qué importa mi oposicion? Ni se crea tampoco que ésta es una guerra que le hago. Yo veo armada la conciencia de la Cámara; así es que seria una guerra sonsa la que iba a hacer: no me da la gana de hacerla, señor, i voi a votar por el artículo. Hai cosas que deben dejarse a la resolucion de los hechos; veo, por otra parte, a la Cámara tan dispuesta a que se erija esta estatua, i ya veremos qué estátua es ésta; ¡qué estátua tan graciosa! Yo me recomiendo para ese día, para ese momento en que vamos a ver esa estatua que ahora decretamos; i con esta apelacion que le hago desde ahora, mui seguro de que tendremos mucho porque avergonzarnos, voi a votar por el artículo.

Se procedió a votacion, i resultó aprobado por mayoría de 33 votos contra 2.

El artículo 8.° fué aprobado por mayoría de 27 votos contra 8.

Tambien lo fué el 9.º por mayoría de 34 votos contra 1.

El Secretario. —Continúa la discusion del proyecto del nuevo plan de sueldos militares.

El artículo 11 fué aprobado por unanimidad de 36 votos.

Artículo 12 en discusion.

El señor Larrain. —Se han aprobado algunas gratificaciones para los jenerales i otros jefes, cuando desempeñan una comision del Gobierno, o bien cuando están al mando del ejército.

Tengo una duda; si un individuo tiene dos comisiones, ¿tendrá tambien dos gratificaciones? Hai una lei que dice que un empleado no pueda gozar de dos sueldos fiscales, aun cuando desempeñe dos destinos; i como nada dice esta lei de gratificacion, creo que debería salvarse este inconveniente.

El señor Ministro de la Guerra. —Señor, en este proyecto se establecen dos gratificaciones: unas que son a cierta clase de empleados i por cierta clase de servicios, i otras que sólo se acuerdan en ciertos lugares, por la carestía de ellos o por otras consideraciones.

Este último artículo se refiere a esas gratificaciones que no sé si podrá dárseles el nombre de locales, i sin las que seria imposible que los oficiales del ejército pudiesen subsistir en unos puntos donde todo es excesivamente caro; i al hablar de este asunto, repetiré lo que en diversas ocasiones he dicho, que lo que se ha hecho en este proyecto es no aumentar los sueldos, sino arreglarlos proporcionalmente a todas las clases del ejército.

El señor Larrain. —Mi duda no es esa: supongamos un ejemplo: el Inspector Jeneral del Ejército i de las Guardias Cívicas tiene una gratificacion por este proyecto; si se le confía otra