Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/89

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
89
SESION EN 26 DE JUNIO DE 1844

do con esto a los demas a desertarse; quienes a la mas lijera reprension se mandan mudar, seguros de la impunidad. Este es un hecho real i verdadero, i no se crea que pretendo en eso decir que tienen la culpa las autoridades; nó, porque todo consiste en el imperfecto sistema de policía que hai en nuestro pais. Perjudica al Erario, porque el que se deserta nunca lo hace sin llevarse el vestuario, que hai que reponerlo; i tambien porque su falta para el servicio hai que suplirla con los cívicos, quienes tambien se les paga. Hai ademas otro mal; los cívicos, que son arrancados de sus hogares i de sus ocupaciones diarias para hacer el servicio, no pueden cumplir bien, porque van disgustados a hacerlo, i porque ya van sufriendo perjuicios; no tienen esa habitud a ser exactos como el soldado veterano. Siendo este un asunto de interes público, no dejaré de hacerlo presente cada vez que se me presente la ocasion. Estos soldados son los que están encargados del órden i la defensa esterior del pais; i si estos hombres no son de mejor condicion i honrados, si no se buscan los medios de que lo sean, en pocos años palparemos funestas consecuencias. He querido hacer presente estas reflexiones a la Sala para que realmente las tome en consideracion, i para que apruebe, si lo tiene a bien, el aumento de un peso mas; pues eso tiende a mejorar la condicion del soldado, quien lo destinará a la caja de ahorros, que es el objeto que he indicado en otra ocasion.

El señor Presidente. —Si la Cámara cree que esta materia está suficientemente discutida, se procederá a la votacion del sueldo de siete pesos que señala el proyecto, i si resulta este desechado tendrá entónces lugar la indicacion hecha por el señor Ministro de la Guerra.

Recibida la votacion, resultó desechado el sueldo de siete pesos i aprobado el de ocho, despues de haber pedido el señor Cifuentes una esplicacion sobre si el sueldo de ocho pesos iba a ser aprobado, con la circunstancia de que se deberia dedicar un peso para las cajas de ahorros, o no; a lo que se le respondió que la votacion era sin esa circunstancia.

Se puso en discusión el sueldo de cabo 2.º

El señor Ministro de la Guerra. —Yo indiqué la otra noche que seria suficiente el aumento de un peso por clase; porque aunque estrictamente hablando debería ser a proporcion, creo que quedarán bien compensados con un peso mas de aumento, i tambien por la idea que ya he espresado, de que para la caja de ahorros seria suficiente con esto.

El Secretario. —Se va a votar por el sueldo que el proyecto señala al sarjento 1.°; si no se aprueba esta proposicion tendrá lugar la otra que tiene por objeto aumentar un peso a las demas clases.

Fué desechado el sueldo de 14 pesos que señala el proyecto por mayoría de 21 votos contra 14.

El Secretario. —¿Se aprueba el sueldo de 180 pesos anuales o 15 mensuales, que es lo mismo para la clase de sarjento 1.° o no?

El señor Larrain. —Al hacer esa indicacion, el señor Ministro de la Guerra a dicho que el peso mas que propone es con el objeto de que pueda aplicarse a la caja de ahorros: yo no sé si se podria hacer este descuento al soldado; i parece que la Cámara, al aprobar este aumento, lo ha hecho en atencion a los buenos resultados que se esperan de la caja de ahorros.

El señor Arteaga. —Parece que la revelacion hecha por el señor Ministro de la Guerra no debe entorpecer la aprobacion de esta parte del artículo; porque el descuento de un peso para la caja de ahorros sólo puede mirarse como una medida económica o bien como un plan de cuya ejecucion se esperan buenos resultados, pero que por ahora no podemos entrar a considerarlos.

El señor Presidente. —Al intercalar en la lei eso de la caja de ahorros, seria necesario pasarlo a Comision; esto ya no es una simple indicacion; es disponer de la propiedad; porque este peso mas, que se le señala al soldado, es propiedad suya i al hacer este descuento para la caja de ahorros seria necesario que fuese por medio de un nuevo proyecto, presentado a la Cámara; porque, repito, es disponer de la propiedad ajena.

Si la Cámara quiere que se sigan los trámites como para un nuevo proyecto i que se reserve para conocer de esto por los pisos de estilo, ya es otra cosa. Si el señor Diputado insiste en que se esprese en la lei eso de la caja de ahorros, seria preciso que pasase a Comision, o si no, quedará lisa i llanamente aprobado, como los demas sueldos.

El señor Cifuentes. —Yo, al formar esta indicacion, pido que pase a Comision, para que se tome conocimiento de ella.

El señor Secretario. —Para eso tiene que traerla escrita, señor.

El señor Presidente. —Se puede escribir aquí mismo, si se quiere.

El señor Gandarillas. —Yo si me he opuesto a que se aumente un peso mas al soldado i a las demas clases, ha sido porque he creido que el erario no está para hacer gastos. Se dice ahora que ese peso es para la caja de ahorros, i no sé con qué facultad se le ordene al soldado que deposite aun en contra de su voluntad esa parte de su sueldo.

Se procedió a votar sobre el sueldo de 15 pesos al sarjento primero, i resultó aprobado por mayoría de 23 votos contra 12.

Acerca del sarjento segundo, fué desechado el sueldo de 12 pesos que señala el proyecto, i por mayoría de 26 votos contra 16, resultó aprobado el de 13, propuesto por el señor Ministro de la Guerra.

El señor Presidente. —La Comision de Negocios Eclesiásticos está incompleta; hai algunos