Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXI (1842).djvu/198

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
194
CÁMARA DE SENADORES

una lijera modificacion en el artículo 5.º Declara en resúmen que son de propiedad fiscal las guaneras que existen en las costas de la provincia de Coquimbo, en el litoral del desierto de Atacama i en las islas e islotes adyacentes; autoriza al Presidente por cinco años para hacer contratas sobre su venta, para remitirlo a Europa por cuenta fiscal i para invertir $ 5,000 en un resguardo que impida su estraccion; i dispone que pueden sacarlo i embarcarlo, pagando el derecho que el Gobierno tenga a bien imponer a aquellos que de buena fé hubieren hechos gasto para el efecto, ántes del 1.º de Abril próximo pasado. Acto continuo el Presidente consultó a a sala si se daba preferencia al proyecto de lei sobre el establecimiento de la Universidad de Santiago, o se trataba de la solicitud pendiente del jeneral Calderon, recomendada por un mensaje del Ejecutivo; i se acordó lo primero por siete votos contra cuatro. Omitióse la segunda lectura del dicho proyecto por correr impreso, despues de una lijera discusion fué aprobado unánimemente en jeneral; i por menor lo fueron en seguida despues de un corto debate los ocho primeros artículos, con lo cual se levantó la sesion.


ANEXOS

Núm. 195

La comision tiene la honra de esponer que el peticionario don Marcelo Carbonnery ha residido diez años en Chile, se ha casado, ejerce una profesion i ha manifestado que tiene ánimo de avecindarse en esta República; por lo que cree la comision que se halla en el caso de obtener la declaratoria que solicita. Sala de la comision, Octubre 17 de 1842. —Portales. —A. Bello.


Núm. 196

La Comision de Gobierno espone que el peticionario Antonio Dreyse ha residido mas de diez años en esta República, es casado, tiene una profesion industrial, i ha declarado del modo debido su intencion de avecindarse en Chile; por lo que tiene derecho a que se le espida la declaracion que solicita. Sala de las comisiones, Octubre 17 de 1842. -Portales. -A. Bello.


Núm. 197[1]

Hemos visto con sentimiento la postergacion que ha sufrido en el Senado el proyecto presentado por el Gobierno para establecer la Universidad de Chile. A nuestro juicio no es éste un proyecto de lujo que debe remitirse a tiempos mas felices, como lo creen algunos que no han considerado talvez con detencion las exijencias de la época: es una verdadera necesidad social mui positiva i urjente. Los pueblos tienen como los individuos privados, necesidades físicas i morales que satisfacer. No basta favorecer a los caminos, organizar la administracion gubernativa i judicial, o cuidar de otros objetos, por decirlo asi, palpables i visibles; hai en el cuerpo social un corazon i una alma a que debe atender se con especial ahinco porque su influjo en el bienestar comun es inmenso. Esta alma es la ilustracion; este corazon es el patriotismo ¿Quién puede desconocer el predominio que uno i otro ejerce en todas las naciones de la tierra? ¿Hai acaso otros móviles mas universales, mas activos? En gobiernos como el nuestro en que la fuerza brutal de las bayonetas no puede tener cabida, ¿cuál ha de ser sino el talento ilustrado el que dirija los consejos del gabinete, el que presida a la formacion de las leyes, el que administre los intereses comunes? ¿I no merecerá del Congreso una mirada benévola i previsora este ájente que comienza ya a desarrollar entre nosotros su fuerza poderosa?

De algunos años a esta parte, oleadas de jóvenes salen del Instituto con el entendimiento cultivado, con la vista fija al porvenir. Sus lechos alientan el noble anhelo ele hacer algo en beneficio de la patria; retínense en sociedades numerosas en que ejercitan su intelijencia i se preparan para la vida pública. Esta actividad mental necesita de pábulo i de direccion; es un torrente que ha brotado en nuestro suelo i no tiene cauce por donde correr. ¿Consentirá el Senado que se derrame, i sea talvez oríjen de ruinas i estragos el caudal que debiera servir para fecundar la tierra?

La Universidad está llamada a ejercer un influjo saludable en la suerte del pais. Ella va a ser un campo abierto a la emulacion en donde los hombres de jenio irán a recojer honrosos laureles. En ella se van a reunir las luces i los talentos como en un foco comun de donde partirán a las provincias rayos luminosos con una fuerza de que nadie en el estado presente es capaz. En ella la jeneracion que se levanta llena de sistemas i de fantásticas ilusiones, irá a rectificar su juicio al lado de otra jeneracion en que la cordura que da la esperiencia ha tomado el merecido ascendiente. Ella va a reconcentrar i dirijir directamente hácia fines útiles los esfuerzos individuales que tan estériles son en el aislamiento en que hoi se encuentran.

De todos los proyectos sometidos a las Cámaras ninguno hai como el de la Universidad que satisfaga i atienda a los intereses de la intelijencia, ni que dé direccion a los grandes resortes

  1. Este articulo ha sido tomado de El Semanario de Santiago, núm. 15, de 13 de Octubre de 1842. -(Nota del Recopilador)