Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/158

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 142 —
CAPITULO IV.
Costumbres.—Toldos de Huincahual.—Toldo de Jacinta.—Nombres de hombres, de mujeres i de perros.—Forma de un toldo.—Visita de Quintunahuel.—Ebriedad.—La corneta de Chiquilin.—Familia del tio Jacinto.—Amabilidades de mama Dominga.—Celestíno Muñoz i sus hazañas.—El muchi.—Llegada de Huincahual.—Llegada de Inacayal.—Soi su secretario.—Cartas.—Ceremonia.—Borrachera.—Diferentes escenas.—Dia despues.—Tahilmar.—Visita a Paillacan.—Pascuala.—Cargos de Paillacan.—Mis peones.—Tiro al blanco.—Rapacidad del cacique.—Un caballo por una corneta.—Despedida


25 de febrero.—Al amanecer ya estábamos en pié, como era en el mes de febrero, el sol se asomó mui temprano. Al alba ya se habian despertado los indios: mujeres i hombres, se fueron al rio a lavarse. Las gallinas i gallos animados por el frio penetrante de la mañana, se entregaron a brillantes carreras con los perros, i a cada rato atravesaban por nuestra cama. No hubo remedio, fué presiso levantarse tambien. Las mujeres volvieron con sus cámaras de agua, encendieron el fuego i pusieron a calentar las ollas, porque la primera cosa en que piensan los indios al levantarse, es en comer.

Antileghen vino a sentarse junto a nosotros, i platicando nos nombró i dió informes sobre todas las personas que vivian en la toldería.

La homojeneidad de raza i de idioma que habiamos reparado en los toldos de Huentrupan, habia desaparecido aquí. Huincahual, el viejo cacique es Pehuenche, tuvo de una mujer ya muerta, i que era de raza pampa, dos hijos; uno que vive en las orillas del Limai, e Inacayal que goza de mucha consideracion aquí i en toda la pampa. De otra mujer que actualmente existe, tambien de raza pampa, tiene dos hijos i dos hijas: Marihueque i Chiquilin, son los hombres, Llanculhuel i Nalcú, las dos mujeres. Tiene ademas otra mujer Pehuenche, que no le ha dado hijos. Marihueque es casado con una mujer Pehuenche.

En el toldo vecino viven: el viejo Jacinto, nuestro antiguo conocido, sus dos mujeres, Manuela i Dominga, sus tres perros pelados i en fin Celestino Muñoz, el dragon. En el toldo vecino de Huincahual situado a la derecha, Antileghen, i su familia. Mas cerca del Caleufu, mocetones de Antileghen i sus familias: en los últimos toldos, los mas distantes del rio, en uno Incayal i sus dos mujeres, Gabino Martinez i su mujer i en otro un Tehuelche llamado Agustin, casado con una Tehuelche: i su hija, niña de diez i siete a diez i ocho años, llamada Ninun. Antileghen nos dió todos los nombres que jeneralmente, son compuestos de dos palabras, cuyo conjunto unas veces ofrece una