Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/159

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 143 —

significacion, otras no, pero jeneralmente las terminaciones son las siguientes: Laufquen, leuvu, nahuel, pagi, gúrú, huala, ñanco, esto es, mar, rio, tigre, leon, zorra, pato, aguilucho.

El hijo de Paillacan se llama Quintunahuel (Cazador de tigres) de Quintun significa, aguaitar, i Nahuel, tigre. Uno de los nietos de Huincahual, se llamaba Quintuñanco (Cazador de aguiluchos). El nombre de un hijo de Inacayal, era Milla-leufu (Rio de oro). Aquí debo hacer notar una equivocacion del padre Febres, en su gramática chilena, al decir que estos terminaciones arriba citadas, indican el linaje. Quintunahuel era el segundo hijo de Paillacan, i el hijo mayor se llamaba Foiguel: nada hai de comun entre estos nombres que corrobore la asercion del padre. Una cosa que repara el Padre Febres i esta vez con mucha justicia, es que sí se llaman en los coyngtunes o parlamentos con sus nombres enteros, en sus pláticas familiares, solo lo hacen con la primera palabra i una sílaba o letra de la segunda, lo que confunde al principio, a los que son pocos vaqueanos; v. ig., vucha-lau por vuchalaufquen, mar grande; grande se dice igualmente vuta o vucha; Milla-leu por milla-leufú, rio de oro, curuñ por curuñanco, aguilucho negro. Otros nombres no pudieron esplicármelos los lenguaraces.

Una cosa estraña, es que dan a sus perros, nombres españoles. El tio Jacinto tenia tres horribles perros de la raza china; se llamaban, Molina, Chapago i Jaramillo.

En cuanto a los mujeres, debo decir, que nunca oi llamnr a una mujer casada por su nombre, pero sí a los niñas solteras. Preguntando la razon de esto a Gabino Martinez, me contestó: que no valia llamar a su mujer por el nombre, que él no sabia el nombre de la suya, i que cuando la llamaba, le decia Eymi, que significa tú, en lengua de indio. Las hijas del viejo Huincahual se llamaban; Llancahuel la mayor i Nalcu la menor. Pero el mismo Gabino Martinez, me dijo que no le parecia bien que un estranjero, llamase a una china por su nombre: por esa razon nosotros siempre les dirijiamos la palabra llamándolas lamuen, hermana.

Inacayal como hemos dicho, estaba ausente cuando llegamos, i tambien el viejo cacique.

Los toldos del Caleufu esteban alineados perpendicularments a la direccion del rio, la abertura dirijida al Este. La construccion es mui sencilla; cinco o seis palos de dos o tres metros de largo, plantados en línea, forman el frente; detras de cada palo de la fachada viene otra línea de estacas mas bajas, en mayor o menor número, segun la