Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/189

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 171 —

Una cosa que reparé es el poco número de hijas que tienen los indios. Creo que debe atribuirse esto a dos causas: la primera es que el infanticidio i el aborto son mui frecuentes entre las mujeres. Gabino me dijo que conocía una mujer Tehuelche que se hizo abortar hasta cuatro veces sin que su marido le supiese. Pascuala la mujer de Paillacan, esto todos lo sabian, cada vez que se sentia embarazada se hacia tambien abortar apretándose el vientre con un cinturon.

La segundo razon a mi parecer debe provenir del alimento de esos indios que consiste esclusivamente de carne, pero aquí solo presento mi humilde opinion, dejo a los médicos el discutir la cuestion.

Otra razon me dió Gabino Martinez, pero esta solo puede decirse en la Pampa, entre indios; pero no-aquí.

Estos resultados coinciden con el hecho de tener los indios poco pronunciada la parte posterior de La cabeza, en done los frenólogos colocan las facultades animales.

El niño crece en la toldería con los perros i gallinas; el hombre ejercitándose en el caballo i en manejar los laques; la niña con Las mujeres, aprende los trabajos peculiares al sexo. Cuando alcanza la nubilidad, he dicho ya que todos lo saben i pueden entónces proporcionar ventajas a su padre por un casamiento. Entre los indios las mujeres se compran; este artículo tiene algunas veces mucho valor segun el rango de la mujer o su belleza. Nuestro Paillacan se habia arruinado con la adquisicion de Pscuala, por la cual decia la crónica de los toldos que habia pagado en prendas de plata i animales el número de cuatrocientos. ¡Pagar tanto para participar la suerte de Menelao i de otros tantos desgraciados maridos célebres en la historia! Convenido el precio, el jóven puede ya vivir con la niña, pero en los toldos de su padre, i no puede llevarla el suyo hasta que no haya concluido de pagarle todo. La convencion tiene lugar sin que se consulte a la mujer; i pagado el precio, el comprador viene con sus amigos, toma a la niña, i la lleva consigo en su caballo. Entónces se matan yeguas, i si hai aguardiente, mejor es la fiesta.

Los indios pueden tener tantas mujeres como pueden comprar, pero la primera tiene casi siempre el primer rango, Las otras son consideradas mas bien como sus criadas. He leido en varios autores que cada mujer tiene su fuego, i que para preguntar a un indio cuantas mujeres tiene, suele decirse ¿cuántos fuegos tienes?, bien puede ser esto en Arauco en donde no falta la leña, pero en la Pampa un lujo tal forzaría a los indios a cambiar todos los dias de campamento. En la toldería del Caleufu, no había mas que dos fuegos para todos.