Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/286

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 268 —

contrarán todas las materias para construir balsas i canoas; en la isla se puede criar bastante ganado i animales para el consumo de muchas familias, podrian mandarse marineros con balsas hasta Choelechel en donde se cargarán buques, porque se vé por el viaje de Descalsis que hasta la isla de Choelechel pueden subir buques de tamaño regular.

I ahora se me va a decir: ¿los indios qué dirán, i qué harán?—Villarino que subió acompañado por indios cuyas intenciones sospechaba cada noche, anclándose al medio del rio, se hallaba en perfecta seguridad, ¿i qué tendrian que temer 8 o 10 hombres bien armados de los indios, tanto mas que yo puedo garantizar que si no era en el primer viaje, seria en el segundo, que ya no se opondrian los indios. Como lo he sabido en mis conversaciones mientras he vivido entre ellos, no hai indios residentes en las orillas del Limay sino algunos transeuntes que trajina entre la cordillera i las orillas del Atlántico.

Pero hai tambien otra medida que seria mui importante tomar al: lnismo tiempo que la colonizacion de Nahuelhuapi i esa es el establecimiento de una mision.

En otro tiempo vivieron misioneros entre los indios, misioneros que fundaron iglesias, construyeron casas, que catequizaron a muchos de ellos i que fueron tolerados i aun acatados no obstante lo salvaje, que eran entónces i el ningun respeto que podian abrigar por los cristianos. En el dia los indios no son tan opuestos al cristianismo como lo creen muchos; al contrario, hacen todo lo posible por parecerse a los españoles. Muchas de las mujeres de los indios de Huechuhuehuin son cristianos, i lo consideran como un título de recomendacion. Entre los indios del Caleufu no se estrañaban que Gabino Martinez hiciese emprender un viaje de un mes a una pobre criatura, su hijita, de algunos meses para ir a bautizarla al Cármen. Así es que el establecimiento de una mision; en las orillas del lago, no encontraria obstáculos i seria una medida de grande importancia para el buen éxito de la cuestion que nos ocupa.

Para concluir: que se coloque a los colonos que llegan de Alemania cerca del lago Calbutue, que al mismo tiempo se facilite algunos misioneros llenos de entusiasmo relijioso, como hai muchos, los medios de establecer una mision, i ántes de poco, Chile tendrá nuevos espacios abiertos a la civilizacion, i apoyados sobre el rio Negro estarán, en comunicacion los colonos de Choelechel i de Nahuelhuapi. Con Magallanes i el rio Negro encerramos la Patagonia, cuyas