Proclamas del general San Martín: A los soldados españoles del ejército del virrey de Lima

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
A los soldados españoles del ejército del virrey de Lima.


 Las armas de la patria van á abrir su última campaña. ¿Que ventaja os figurais en oponeros á su marcha victoriosa? Cuando vuestros paisanos y compañeros se han declarado en España por la libertad contra el rey Fernando ¿os empeñareis vosotros en merecer la execracion de todas las almas sensibles sosteniendo su tirania en esta parte del mundo?

 Soldados: la causa del virey no es la de vuestro bien. Yo apelo á las fatigas y horrores que habeis sufrido; yo apelo á los males de que veis á todos envueltos. Si la justicia os obligó como hombres; el honor os impele como militares á no contribuir personalmente á continuar por mas tiempo los desastres de una guerra atroz, ó una injusticia mantenida á costa de ilusiones para satisfacer la negra codicia de unos pocos contra la felicidad de todos.

 El militar europeo que abandonando la mala causa quiera regresar á España, tendrá á mis expensas un pasage cómodo y seguro á mas de las gratificacione á que se haga acredor por los servicios que hiciere á mi ejército. Todo el que prefiera incorporarse en las legiones patrióticas gozará infalablemente de un sueldo competente, y entrará en los gozes que se preperan á los defensores de la patria, sea como soldado ó como simple ciudadano. No es la primera vez que os he señalado el camino verdadero de vuestra utilidad. Hayandome ya en el caso de poder realizar mis promesas, yo no os renuevo esta invitacion porque las fuerzas de mi mando tengan que temer algunos enemigos de mas sino porque la generosidad americana se ha impuesto el deber de hacer victimas á los menos que pueda. Los que hemos jurado odio y guerra á los tiranos; hemos jurado también fraternidad á los amigos de la libertad y de la paz. Soldados estais en el momento precioso de elegir; creed y contad seguramente en la palabra y garantia que os ofrece el general.

José de San Martin.