Reflexiones o sentencias: 01

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


§ 1. No es otra cosa lo que comunmente reputamos por virtudes, que un conjunto de acciones y de intereses diversos que aciertan a ordenar nuestra industria o nuestra fortuna. Asi pues no siempre son el valor y la castidad lo que hace valientes a los hombres, y castas a las mujeres.


§ 2. El mayor lisonjero de todos es el amor propio.


§ 3. Por descubrimientos que se hayan hecho en el país del amor propio, quedan todavía en él muchas tierras incógnitas.


§ 4. El hombre más hábil no lo es tanto como el amor propio.


§ 5. Tanto depende de nosotros la duración de nuestras pasiones como la de nuestra vida.


§ 6. Hace muchas veces la pasión un loco del más cuerdo, y un cuerdo del más loco.


§ 7. Aquellas grandes y brillantes acciones que deslumbran son juzgadas por los políticos como efectos necesarios de grandes combinaciones; siéndolo por lo común del humor y de las pasiones. Asi pues la guerra de Augusto y Antonio, que se atribuye a la ambición que tenían de hacerse señores del mundo, sería acaso un efecto de emulación y envidia.


§ 8. Las pasiones son los únicos oradores que siempre persuaden. Vienen a ser un arte de la naturaleza cuyas reglas son infalibles: y mejor persuade el hombre más simple apasionado, que el más elocuente no estándolo.


§ 9. Tienen las pasiones una injusticia y un interes propio que hace peligroso el seguirlas, y por el cual debemos desconfiar de ellas aun cuando parezcan mas racionales.


§ 10. Hay en el corazón humano una generación perpetua de pasiones; de suerte, que la ruina de una es casi siempre el principio de otra.