Reflexiones o sentencias: 03

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


§ 21. La moderación es como la sobriedad: bien quisieramos comer mas, pero tememos que nos haga daño.


§ 22. Todos tenemos suficientes fuerzas para sufrir los males de otro.


§ 23. La constancia de los sabios no es otra cosa que el arte de reprimir su agitación dentro de sí mismos.


§ 24. Los condenados al suplicio afectan a veces una constancia y un desprecio de la muerte, que en la realidad no es otra cosa que el miedo de arrostrarla. De modo, que se puede decir que este desprecio y constancia son para su espíritu, lo que la venda para sus ojos.


§ 25. Fácilmente triunfa la filosofía de los males pasados y futuros, pero los males presentes triunfan de la filosofía.


§ 26. Pocos conocen a la muerte. No la sufrimos ordinariamente por resolución, sino por estupidez y por costumbre; y la mayor parte de los hombres muere porque no puede dejar de morir.


§ 27. Cuando los hombres célebres se dejan abatir por la continuación de sus infortunios, hacen ver que los sufrían por la fuerza de su ambición, y no por la de su alma; y que a diferencia de una gran vanidad, son los héroes como los demás hombres.


§ 28. Mayores virtudes son necesarias para llevar la buena fortuna que la mala.


§ 29. No pueden mirarse fijamente el sol ni la muerte.


§ 30. Hacemos regularmente vanidad de las pasiones, aun de las más criminales; pero la envidia es una pasión cobarde y vergonzosa que jamás osamos confesar.