Reflexiones o sentencias: 48

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


§ 471. Parece que ha escondido la naturaleza en el fondo de nuestro espíritu ciertos talentos y cierta habilidad que no conocemos nosotros: solas las pasiones tienen el derecho de descubrirlos, haciéndonos algunas veces llevar las cosas al punto de perfeccion que no pudiera el arte.


§ 472. Llegamos del todo nuevos á las diversas edades de la vida; y nos falta de ordinario la experiencia á pesar del número de años.


§ 473. Hacen las coquetas punto de honor de ser zelosas de sus amantes, por ocultar que tienen envidia de las demas mugeres.


§ 474. Es indispensable que no nos parezcan tan ridículos los que caen en nuestros lazos, como nos parecemos á nosotros mismos cuando caemos en los de otros.


§ 475. La mas peligrosa ridiculez de los viejos que han sido amados, es olvidarse de que ya no lo son.


§ 476. Nos avergonzáramos regularmente de nuestras mejores acciones, si viese el mundo los motivos que las producen.


§ 477. El mayor esfuerzo de la amistad, no es el manifestar nuestros defectos al amigo, sino el hacerle ver los suyos.


§ 478. Casi no hay defectos mas perdonables, que los medios de que nos valemos para ocultarlos.


§ 479. Por vergüenza que hayamos merecido, casi siempre está en nuestra mano restablecer nuestra reputacion.


§ 480. No agradan largo tiempo los que no tienen talento mas que para una cosa.