Riu, riu, chiu

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Riu, riu, chiu


Atribuido a Mateo Flecha el viejo


Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

El lobo rabioso la quiso morder,
Mas Dios poderoso la supo defender,
Quízole hazer que no pudiesse pecar,
Ni aún original esta virgen no tuviera.

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

Este qu'es nasçido es el gran monarcha,
Christo patriarcha de carne vestido.
Anos [Ha nos] redimido con se hazer chiquito,
Aunque era infinito, finito se hiziera.

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

Éste viene a dar a los muertos vida,
Y viene a reparar de todos la cayda;
Es la luz del dia aqueste moçuelo,
Este es el cordero que San Juan dixera.

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

Muchas profecías lo an profetizado,
Y aún en nuestros días, lo hemos alcançado,
A Dios humanado vemos en el suelo,
Y al hombre en el cielo porque'l lo quisiera.

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

Mira bien que os cuadre que ansina lo oyera,
Que Dios no pudiera hazerla más que madre;
El qu'era su Padre, oy d'ella nasçió,
Y el que la crió, su Hijo se dixera.

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

Yo vi mil garçones que andavan cantando.
Por aquí volando haziendo mil sones,
Diziendo a gascones, Gloria sea en el cielo,
Y paz en el suelo pues Jesús nasçiera.

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.

Pues que ya tenemos lo que desseamos,
Todos juntos vamos presentes llevemos;
Todos le daremos nuestra voluntad,
Pues a se igualar con nosotros viniera

Riu, riu, chiu, la guarda ribera,
Dios guardó del lobo a nuestra cordera.