Sufre la tempestad el que navega

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

"Sufre la tempestad el que navega"
de Félix Lope de Vega y Carpio
Rimas (1602). Soneto LXXVI


Sufre la tempestad el que navega
el enojoso mar, y el viento incierto
con la esperanza del alegre puerto,
mientras la vista a sus celajes llega.

En la Libia calor, hielo en Noruega,
de sangre, de armas y sudor cubierto,
sufre el soldado; el labrador despierto
al alba el campo cava, siembra y riega.

El puerto, el saco, el fruto, en mar, en guerra,
en campo, al marinero y al soldado
y al labrador anima y quita el sueño.

Pero triste de aquel que tanto yerra,
que en mar y en tierra, helado y abrasado,
sirve sin esperanza ingrato dueño.