Virus, un mundo microscópico/Virus que infectan...

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda










VIRUS QUE
INFECTAN...
...BACTERIAS
BACTERIÓFAGO

Los virus que infectan bacterias son denominados de manera particular «fagos» o «bacteriófagos». Pueden definirse como organismos intracelulares que se multiplican exclusivamente al interior de las bacterias, y como todo virus usa la maquinaria del tipo de célula que infecta para multiplicarse (ribosomas, enzimas, aminoácidos, ATP, etc). Los bacteriófagos tienen diferentes formas y tamaños y, de acuerdo con su estructura, son virus complejos que solo matan bacterias.

Virus, un mundo microscópico 24.jpg
Estructura de un bacteriófago T4
...PLANTAS
VIRUS DEL MOSAICO

Los virus que infectan plantas se caracterizan porque solo son capaces de infectar células vegetales y no otro tipo de células. Tienen diferentes formas y tamaños y como todo virus necesita de los componentes y organelos de la célula infectada para multiplicar su material genético y expresar sus genes.

El virus del mosaico infecta células vegetales de alrededor de 150 tipos de plantas, entre ellas frutas, vegetales y flores, las que presentan hojas con manchas amarillas o blancas y vetas verde oscuro. Algunas de las plantas de mayor relevancia, que son afectadas por este virus, son el tabaco, el tomate, la coliflor, el pepino y el zapallo.

Virus, un mundo microscópico 25.jpg
Estructura del virus mosaico del tabaco
DISTINTAS FORMAS, DISTINTOS TAMAÑOS

Como todos los organismos, los virus son complejos y pueden variar en su forma, tamaño y tipo de moléculas para almacenar su información genética. Hay virus pequeños como el de la poliomielitis y virus grandes como el ébola.

Virus, un mundo microscópico 26.jpg

Sabías que el virus de la poliomielitis mide 30 nanómetros (nm). Eso significa que tendrías que poner 6.000.000 de virus, uno al lado del otro, para cubrir el diámetro promedio de un grano de sal (2 mm). En cambio, solo necesitarías 200.000 virus de ébola para cubrir esa misma distancia.

Virus, un mundo microscópico 27.jpg
...MAMÍFEROS

Como hemos indicado, los virus solo pueden multiplicarse al interior de las células que infectan. En el caso de los virus que infectan células de mamíferos, estos atacan solo este tipo de células, es decir, son específicos y no pueden infectar células vegetales (de plantas) ni bacterias.

Virus, un mundo microscópico 28.jpg
Para clasificar los virus...

A continuación, te presentamos distintos virus con sus principales características, algo de su historia y datos importantes que te podrían interesar.

FAMILIA

Categoría taxonómica que agrupa a los distintos virus según ciertas características similares. El orden es la primera división entre los virus, luego se subdividen familias, subfamilias, géneros y especies.

MATERIAL GENÉTICO

Todos los virus tienen material genético (genoma) compuesto por ácido nucleico. En los seres humanos, el material genético es de tipo ADN, mientras que en los virus, su genoma puede ser como ADN o ARN.

SIMETRÍA

Todos los virus tienen una cápside dentro de la cual se encuentra su material genético. No todas las cápsides son iguales, de hecho, en términos generales, podemos distinguir tres grupos distintos: cápside icosaédrica (apariencia esférica), cápside helicoidal (apariencia alargada) y cápside compleja (cabeza y cola).

ESTRUCTURA EXTERNA

Los virus, además de su cápside, pueden tener o no tener envoltura. La envoltura es, en términos generales, una membrana lipídica que contiene proteínas.

TAMAÑO

Se refiere a cuánto mide el virus considerando su alto por su ancho.

RABIA

La rabia es una zoonosis producida por un virus que infecta diversos animales, especialmente perros, gatos y murciélagos. Este virus contiene material genético de tipo ARN, es de apariencia alargada y presenta una envoltura. Se puede transmitir de forma directa, a través de mordeduras o rasguños producidos por el animal enfermo, o indirecta, mediante inhalación de secreciones.

En general, el periodo de incubación del virus es entre uno y tres meses y los primeros síntomas son fiebre y dolor en el lugar de la herida. Luego, la enfermedad progresa con la inflamación del cerebro y la médula espinal, lo que posteriormente produce la muerte.

Si hay sospechas de exposición al virus, sumado a los síntomas clínicos antes descritos, es crucial acudir a un centro de salud. Además, es importante recordar que la administración de la vacuna antirrábica puede detener el desarrollo de la enfermedad.

La primera vacuna contra la rabia fue desarrollada por Louis Pasteur en 1885 y aplicada con éxito en un niño de nueve años mordido por un perro infectado con el virus de la rabia.
Virus, un mundo microscópico 31.jpg
Estructura del virus de la rabia
HANTA

El virus hanta se caracteriza por presentar una envoltura lipídica, de apariencia esférica y contener ARN como material genético. En Chile, los primeros casos de hanta se reportaron en 1993.

La principal vía de transmisión es por inhalación de aerosoles provenientes de los desechos biológicos de roedores portadores del virus

La enfermedad tiene un periodo de incubación entre una y seis semanas, y se caracteriza por producir fiebre alta, dolor de cabeza, dolores osteomusculares y síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos o dolor abdominal. La fiebre puede ir acompañada de tos y dificultades para respirar.

Los últimos brotes de esta enfermedad ―reportados en Argentina durante el periodo 2018-2019― han evidenciado una alta tasa de mortalidad (20 % a 40 %) y una transmisibilidad persona-persona.

Hasta el momento, no se ha desarrollado una vacuna efectiva contra el virus hanta; aunque sí existen medidas preventivas como ventilar los espacios que han cerrados por mucho tiempo, ya que el virus se desintegra con luz solar, y resguardar la basura para evitar la presencia de roedores.

En caso de haber estado expuesto a roedores y presentar la sintomatología descrita, se debe acudir inmediatamente a un centro de salud.

Virus, un mundo microscópico 33.jpg
Estructura del virus de hanta
ROTAVIRUS

El rotavirus presenta una estructura esférica, no cuenta con envoltura y contiene ARN como material genético. La principal fuente de contagio es el contacto oral-fecal, por ello es muy importante mantener una correcta higiene y lavado de manos. Aunque, a pesar de las precauciones, la transmisión del virus es muy frecuente entre los niños y niñas.

En cuanto a los síntomas, en general, los primeros consisten en fiebre y vómito, seguido de varios episodios de diarrea acuosa. No genera mayores complicaciones si la persona enferma consume abundante líquido para evitar la deshidratación. Los síntomas desaparecen transcurridos siete a diez días.

En el caso de niños menores de 10 años, la deshidratación podría provocar boca seca, ojos hundidos, llanto sin lágrimas, sed y disminución en orina, por lo tanto, es importante monitorear estos eventos.

En Chile, para proteger de las variantes más graves de la enfermedad, existe una vacuna oral que se administra en dos dosis a lactantes menores de 6 meses.

Virus, un mundo microscópico 35.jpg
Estructura del rotavirus
HEPATITIS

Esta afección puede definirse como una inflamación del hígado que, o sana de forma natural, o conduce a complicaciones como fibrosis, cirrosis o cáncer de hígado. Existen distintas causas de este cuadro clínico, entre ellas las enfermedades autoinmunes, consumo excesivo de alcohol y también agentes virales. Dentro de estos últimos, se conocen cinco virus, aunque los más comunes son el virus de la hepatitis A (VHA), el virus de la hepatitis B (VHB) y el virus de la hepatitis C (VHC). Estos agentes etiológicos son virus de estructura icosaédrica.

Virus, un mundo microscópico 36.jpg

Los virus de la hepatitis A y B tienen en su interior distintas proteínas (la proteína VPg en Hepatitis A y la polimerasa en hepatitis B). Sin embargo, la hepatitis C no tiene esas proteínas.

HEPATITIS A

Dependiendo de si está en la sangre o en desechos del infectado, puede tener o no envoltura. En su interior resguarda material genético de tipo ARN. Se transmite por consumo de agua o comida contaminada y es altamente contagioso, por lo que se recomienda no consumir agua o alimentos en lugares con problemas de salubridad o sin agua potable.

Aunque ha habido casos de mayor gravedad que han sido mortales, en general, la infección es leve y, posterior a ella, el cuerpo adquiere inmunidad contra este agente.

Virus, un mundo microscópico 37.jpg
Estructura del virus de la hepatitis A

Es importante destacar que, tanto para las infecciones por VHA como las por VHB, existen vacunas eficientes para prevenirlas y estas forman parte del calendario de vacunación del Estado de Chile.

HEPATITIS B

Agente viral con envoltura. Contiene ADN como material genético. La transmisión del virus puede darse por exposición a sangre o fluidos corporales infectados o por transmisión perinatal (de la madre al hijo durante el parto). En general, la infección es asintomática durante la fase aguda, no obstante, en algunas personas puede desatar una insuficiencia hepática aguda que podría provocar la muerte. En algunos casos este virus puede causar una infección crónica, lo que permitiría el desarrollo de una posible cirrosis hepática o un cáncer de hígado.

Los niños infectados antes de los seis años tienen más riesgo de presentar una infección crónica.

Virus, un mundo microscópico 38.jpg
Estructura del virus de la hepatitis B
HEPATITIS C

Presenta envoltura lipídica y en su interior tiene ARN como material genético para su replicación. Se transmite mediante la reutilización o la esterilización inadecuada de equipo médico, especialmente jeringas y agujas, y a través de transfusiones de sangre y productos sanguíneos sin analizar. La infección por VHC puede ser aguda o crónica. Por lo general, la primera es asintomática y entre el 60 % y el 80% de los infectados desarrolla una infección crónica.

Virus, un mundo microscópico 39.jpg
Estructura del virus de la hepatitis C
HERPES

El herpes es una infección que puede ser causada por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1), que causa el herpes labial; o por el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) que es el agente del herpes genital. Ambos tienen una envoltura lipídica que recubre su cápside esférica donde se resguarda el material genético de tipo ADN.

La infección por VHS-1 es muy común, se contagia a través de la saliva y el virus permanece en el infectado de manera latente. En general, los pacientes son asintomáticos, sin embargo, algunos pueden presentar úlceras en la zona de la boca, las que tienden a reaparecer a lo largo de la vida de la persona.

Por su parte, el VHS-2 se transmite principalmente por vía sexual. La sintomatología se caracteriza por la presencia de úlceras en la zona genital y anal. Aunque esta es una infección que no tiene cura, las principales complicaciones del VHS-2 afectan a personas inmunodeprimidas. En los pacientes con una infección avanzada por VIH, el VHS-2 puede producir complicaciones poco frecuentes pero muy serias, como meningoencefalitis, hepatitis, infección generalizada, entre otras.

Virus, un mundo microscópico 41.jpg
Estructura del virus herpes
PAPILOMA

El virus del papiloma humano o VPH, generalmente, produce infecciones asintomáticas. Estos virus presentan ADN como material genético, recubierto por una estructura icosaédrica desnuda. Las infecciones por VPH son muy frecuentes, dado que existirían cerca 630 millones de personas contagiadas. Hasta el momento se conocen más de 200 subtipos de VPH con variantes de alto y bajo riesgo, donde VPH 16 y VPH 18 son las responsables de casi el 70 % de los casos de cáncer cérvico uterino.

En Chile, a partir de 2014, se ha implementado un plan de inmunización para prevenir la infección por VPH. Esta vacuna se aplica en dos dosis a niños y niñas que cursan cuarto y quinto básico en todos los establecimientos educacionales. Hasta el momento se administra Gardasil, que inmuniza contra las variantes VPH 16 y VPH 18 que producen cáncer cérvico uterino, y VPH 6 y VPH 11 que generan verrugas genitales (condiloma acuminado).

Alto riesgo Probable alto riesgo Bajo riesgo Riesgo no determinado
16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66, 68, 73, 82. 26, 53, 66, CP6108. 6, 11, 40, 42, 43, 44/55, 54, 61, 70, 72, 81. 2a, 3, 7, 13, 27, 28, 29, 30, 34, 57, 67, 74, 83, 84, 87, 89, 90, 91.
Tipos de VPH y su clasificación según riesgo de generar cáncer cérvico uterino
Virus, un mundo microscópico 43.jpg
Estructura del virus del papiloma humano
VIRUS SINCICIAL RESPIRATORIO

Las infecciones respiratorias tienen distintos agentes causales. Uno de los virus de mayor relevancia en este tipo de infecciones es el virus sincicial. Este, de apariencia esférica, con envoltura lipídica y que en su interior contiene ARN, es uno de los principales causantes de enfermedades respiratorias en niños y niñas. De hecho, se estima que a los dos años todos los niños o niñas han sufrido al menos una infección por este virus.

El virus sincicial se transmite por tos o estornudos de una persona enferma y, de forma indirecta, por las manos u objetos contaminados.

Generalmente se presenta como un resfrío común, pero puede ocasionar infecciones del tracto respiratorio inferior que requieran hospitalización, particularmente en lactantes menores de seis meses y adultos mayores.

Virus, un mundo microscópico 45.jpg
Estructura del virus sincicial respiratorio
METAPNEUMOVIRUS HUMANO

Este virus, descubierto en 2001 en Holanda, es de apariencia esférica, contiene ARN como material genético y presenta una envoltura lipídica.

El mecanismo de transmisión aún no está claro, pero se cree que es a través de gotitas de secreciones respiratorias. El periodo de incubación de la infección es de cinco a seis días. Causa cuadros respiratorios de gravedad variable, como infección respiratoria superior, bronquiolitis, síndrome bronquial obstructivo, neumonía y, con menos frecuencia, laringitis. Los síntomas más comunes son fiebre, tos, polipnea, dificultad respiratoria y sibilancias.

Virus, un mundo microscópico 47.jpg
Estructura del metapneumovirus humano
RUBEOLA

Esta enfermedad es producida por un virus del mismo nombre que contiene ARN como material genético, tiene forma esférica y está recubierto por una membrana lipídica.

El período de incubación de la enfermedad es de catorce a diecinueve días. El virus se transmite por vía respiratoria y se replica en las células de los ganglios linfáticos del cuello. El cuadro clínico consiste en lesiones rosadas en cuello, cara, extremidades y torso, además de dolores musculares y articulares. Si la enfermedad es contraída en el primer trimestre del embarazo, conlleva serios riesgos para el feto, con distintas alteraciones como compromiso cardiovascular del feto, compromiso ocular, auditivo o del sistema nervioso central e incluso un aborto espontáneo, las que configuran el Síndrome de Rubeola Congénita.

Virus, un mundo microscópico 49.jpg
Estructura del virus de la rubeola
PAPERAS

Esta enfermedad es provocada, usualmente, por un virus con ARN como material genético, de apariencia esférica y con envoltura.

El virus de las paperas es altamente contagioso y se transmite por la saliva. Puede afectar todo el cuerpo, pero principalmente afecta las glándulas salivales. Estas se encuentran en el interior de los pómulos y, al ser infectadas con el virus, se inflaman, lo que produce un intenso dolor por tres a cinco días, el que puede ir acompañado de fiebre, dolor de cabeza y pérdida del apetito. En general, la infección es leve y suele tratarse con medidas paliativas para el dolor, dieta blanda y consumo abundante de líquidos. Sin embargo, pueden existir complicaciones serias como encefalitis, meningitis o pérdida de la audición (temporal o permanente).

La enfermedad puede ser prevenida al cumplir con el calendario de vacunación del Ministerio de Salud, ya que la vacuna Tres Vírica está dirigida a prevenir paperas, sarampión y rubeola.

Virus, un mundo microscópico 51.jpg
Estructura del virus de las paperas