Acta del Cabildo de Santiago (14 de junio de 1813)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 14 de junio de 1813

Sobre tierras en el llano de Maipo y su reivindicación por el Procurador General.- Citación de regidores inasistentes.- Felicitación a los cuerpos militares.- Solicitud del escribano don José Joaquín Fontecilla.- Que se cobren los alquileres de los cuartos que ocupan los escribanos.

En la ciudad de Santiago de Chile, a catorce de junio de mil ochocientos trece, estando juntos en su sala capitular los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento, dieron principio a sus acuerdos haciendo leer una representación del Procurador General de ciudad en que denunciaba cantidad de tierras del llano de Maipo correspondientes a los propios de ciudad, y que en tiempos anteriores se arrendaban sus pastos de su cuenta, y que el Muy Ilustre Cabildo debía tratar de esclarecer sus derechos, por ser un asunto de tanta consideración, por el valor y mayor aprecio que tendrán aquellos terrenos con la [sic] agua de Maipo; ofreciéndose a entender en este descubrimiento u operación, aún después de concluir con su empleo, si el Cabildo tuviese a bien conferirle esta comisión. Y después de haber meditado sobre esta materia, que reputaba no de poca consideración por el mayor aumento que resultaría a los propios de ciudad, acordó y proveyó lo siguiente: “El Cabildo, que conoce la importancia y utilidad de la obra que se propone, da toda la comisión necesaria al Procurador General representante para que la tome bajo de su inspección, concurriendo y asistiendo a todas las labores relativas a este encargo, en el que continuará aún después de dejar el carácter de Procurador General que actualmente reviste, asignándosele desde ahora, en compensativo de sus tareas, cuya gravedad conoce el Cabildo, un tres por ciento del número de cuadras que resultasen en favor de la ciudad, asignándole en tierras habilitadas de agua; al efecto dése cuenta al Excelentísimo Gobierno impetrando su aprobación”.

Después, notando el Ayuntamiento la falta de asistencia de muchos de los señores regidores, que en las circunstancias más que nunca debían dedicarse por su celo y patriotismo para dar una manifiesta prueba del interés que debe tenerse en el bien de la patria, acordaron los señores se les invitase a su precisa y necesaria asistencia, por un oficio circular, para evacuar y determinar los graves y muchos asuntos que ocurren con todo el carácter y dignidad que corresponde al Cuerpo; y así se ejecutó.

Considerando, al mismo tiempo, ser de su resorte propender a que las tropas de caballería que regresaban del Sur se les hiciese un recibimiento que manifestase la gratitud del pueblo por las victorias y triunfos que habían tenido contra los enemigos de nuestra causa en la restauración de la ciudad de Concepción y puerto de Talcahuano, acordó el Ayuntamiento pasase una diputación al Excelentísimo Gobierno para acordar el modo cómo debía ejecutarse.

Habiendo en seguida visto el oficio del Tribunal de Apelaciones de diez del que rige, con la representación que acompaña del escribano don José Gregorio Fontecilla, para que el Ayuntamiento informase sobre la solicitud que hace de que se le coloque en la escribanía, acordó se puntualizase, con inserción de la [sic] acta que hay sobre este particular.

Leyóse también una petición del Procurador General en que representaba al Ayuntamiento la falta de pago de los escribanos en los alquileres de los cuartos o piezas que ocupan, que mucho tiempo ha no lo verificaban, y que cada día se haría más pesada y difícil la cobranza, y en esta atención se les ejecutase. Y el Ayuntamiento proveyó lo siguiente: “Para proveer, el Sota-síndico presente una razón de los escribanos que adeudan los alquileres de las piezas que ocupan, el tiempo y sus cantidades, y si han sido requeridos”.

Y, últimamente, habiéndose visto un escrito del escribano don Fernando Olivares pretendiendo en alquiler una de dichas piezas, con respecto a la ausencia de los escribanos don Juan de los Álamos y de don Manuel Solís, con la calidad de adelantar seis meses, o dar fiador a satisfacción del Cuerpo, proveyó: “Téngase presente para la primera pieza que se desocupe”. Y no habiendo habido otro asunto que resolver y acordar, se retiraron los señores, firmando el acuerdo en su sala capitular a 11 de junio de 1813. Joaquín de Trucíos.- Jorge Godoy.- José Antonio Valdés.- José Antonio de Rojas.- Isidoro de Errázuriz.- Miguel de Ovalle.- Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.