El rey Lear (fragmento)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hamlet
Pensamientos, máximas, aforismos y definiciones
entresacados de todos los poemas, sonetos, comedias, historias y tragedias de William Shakspeare con adición de los trozos más selectos contenidos en sus diversas obras (1879)
traducción de Matías de Velasco y Rojas
Trozos selectos: El rey Lear
Nota: Se respeta la ortografía original de la época
EL REY LEAR,
ABANDONADO POR SUS HIJAS GONERIL Y REGANA, Á LOS FURORES
DE LA TEMPESTAD.


Sopla, vendaval, sopla furioso hasta reventar los carrillos! Cataratas y huracanes, verted vuestros torrentes hasta sumergir los campanarios y tragar sus veletas! Sulfúreos relámpagos, activos como la idea, precursores del rayo atronador que hiende las encinas, abrasad mis blancos cabellos! Y tú, estridente chispa que todo lo estremeces, aplasta el macizo globo del mundo, haz trizas los moldes de la naturaleza y aniquila de un golpe cuantos gérmenes desarrolla la ingratitud humana!


(Truena.)

Retumba con toda tu pujanza! vomita rayos! ¡oh luz! Ni lluvia, ni vendaval, ni trueno, ni rayo, son mis hijas! — Y no os acuso de ingratitud! no os dí tronos ás, no he acariciado vuestro nombre, no me debeis obediencia! dad rienda libre á vuestro horrible placer; hé aquí á vuestro siervo, un pobre y débil anciano, sin salud ni favor.—Pero no; os declaro serviles ministros; pues que, secundando á dos hijas pérfidas, lanzais vuestras altas, etéreas legiones, contra una cabeza tan vieja y encanecida! Oh! oh! esto es inicuo! — Rey Lear: Acto 3.º, esc. 2.ª