Enciclopedia Chilena/Folclore/Bolita, La

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 518 04 - Bolita, La.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Bolita, La
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-518/04
Título: Bolita, La
Categoría: Folclore


Bolita, El.

 Folk.

 En su acepción más restringida, denomina la solicitud de tregua usada en fenómenos lúdicos infantiles de persecución, especialmente en el pillarse. En su más amplia - materia de este artículo - se refiere a una pequeña esfera con la cual se practica la actividad de destreza manual, que recibe de ella su nombre genérico: juego de bolitas, juego de las bolitas, jugar a las bolitas, y entre cuyas especies folklóricas chilenas se destacan la cuarta, la hachita, la hachita y cuarta, el montoncito, la payaya, los tres hoyitos, la troya.

 Su tamaño habitual es de 1,30 cm. a 1,70 cm. de diámetro, existiendo también el llamado bolón, de 2 a 4 cm. de diám., que se utiliza, por lo común, en casos de humorada o se le asigna la condición de mero objeto de pago en las competencias. En el otro extremo se encuentra la pepita, de 0,50 a 0,90 cm. de diámetro, cuyo empleo obedece, ante todo, a la carencia de la habitual.

 En su mayor número, las bolitas se hacen de piedra y de vidrio. Las primeras tienen un sólo color, con predominio del ocre, rojo, gris, verde, azul y amarillo. Las segundas, cuando presentan una transparencia completa o cubierta en parte por uno o más colores, pertenecen a la categoría folklórica designada con la expresión de cristal; en cambio, si están íntegramente tapadas por una mono o policromía, pasan a una clase de mayor estima, que se conoce con la locución de porcelana. También las hay de acero - originarias de rodamientos - y de mármol; sin olvidar las de greda, al contrario de todas las anteriores, producidas por medio de simples recursos domésticos campesinos, y las facilitadas por la naturaleza, al margen de la elaboración del hombre, sobresaliendo en nuestro país las avellanas.

 Aunque no podemos rechazar la probable acción de influjos indígenas americanos en la bolita actual, la gran mayoría de sus caracteres, como elemento de un género lúdico, proviene de la península ibérica, tronco de su notable y diferenciada criollización en las tierras latinas de este continente.



Bibliografía

Serra Boldu, Valerio."Folklore infantil". Floklore y costumbres de España, Tomo II, Barcelona, 1931.


Cadilla de Martinez, María. "Juegos y canciones infantiles de Puerto Rico". San Juan, Puerto Rico, 1940.


Flores, Maximiliano. "Juego de bolitas". Stgo., 1911.