Geología (DEIE)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Diccionario de Educación, Instrucción y Enseñanza


Geología (Hist. Nat.)

Ciencia de la tierra, en general, considerada en sí misma. Conocimiento de la forma interior del globo, de su naturaleza, de los materiales que le componen, del modo de que se han formado estos materiales y de su situación actual.

La geología comprende las divisiones siguientes:

  • TALASOGRAFÍA, de thalassa (mar) y de graphó (describir). Descripción é historia del mar. De esta palabra se ha derivado talasómetro, nombre que se da en algunas partes á la sonda que se emplea para conocer la profundidad del agua y la cavidad del fondo.


  • ATMOSFEROLOGÍA, de athmos (vapor), de sphaira (esfera) y de logos (discurso, tratado). Ciencia que trata de la composición de la atmósfera.


  • METEOROLOGÍA, de méteóron (meteoro). Tratado ó ciencia de los fenómenos cuyo teatro es la atmósfera.


  • GEOGRAFIA ó descripción de la superficie de la tierra. ( V. este artículo.)


  • MINERALOGÍA, del latín minera (mina ó mineral). Ciencia de los metales.


  • ORIGTOGNOSIA, de oruktos (fósil) y de gnósis (conocimiento). Ciencia que trata de cada sustancia mineral simple.


  • CRISTALOGRAFÍA ó descripción de los cristales.


Los geólogos creen que la tierra estuvo en otro tiempo hecha fuego, y que este fuego subsiste todavía y arde siempre en su centro. «En su origen, dicen, la tierra no era otra cosa que una masa de materia candente en medio del espacio; aislado de este modo, el globo debió enfriarse exteriormente y cubrirse con una capa sólida, como el plomo derretido se cubre primero de una capa ó corteza metálica que espesa insensiblemente, mientras que el interior está en el estado de fusión. Por lo mismo se concibe que esta primera capa del globo debió siempre aumentarse interiormente á medida que la frialdad penetraba.» (Boubée, Geología elemental.)

Según varios autores, la mayor parte de las montañas han salido de la masa de la tierra, impulsadas por los vapores, los gases y el agua hirviente que contiene; otras se han formado por el depósito de las aguas.

Un punto reconocido hoy en geología, es que ha existido un diluvio universal, que ha arrasado toda la superficie del globo y que es anterior al de Moisés.

Muchas razas de animales grandes desaparecieron entonces, y en nuestros días el célebre Cuvier ha reconocido sus huesos fósiles y los ha reconstituido en cierto modo.

Hablando científicamente, nada prueba que el hombre existía antes de aquel grande acontecimiento. No se encuentra de él ningún hueso, al paso que en los terrenos de aquella época se hallan restos de vegetales y animales irracionales.

Después de aquel gran diluvio, hubo otros diluvios ó cataclismos parciales y locales: el de Moisés parece que es uno de estos.

Hemos dicho no hace mucho que los vapores, gases, el agua hirviendo y las materias candentes han producido el levantamiento de la mayor parte de las montañas, y debemos añadir que esto sucedía principalmente cuando estos vapores y materias, encontrándose reunidos y comprimidos como en un depósito, no podían escaparse de él sino impeliendo con fuerza la masa que los cubría.

Pero cuando pueden deslizarse por alguna abertura, se producen en la parte exterior, y su erupción forma lo que llamamos volcanes. (V. Volcanes.)

Si las aberturas no tienen comunicación con la parte exterior, suceden sacudidas violentas, llamadas terremotos.

Todas los materias que salen de las entrañas del globo, como acabamos de explicar, se han designado, en geología, con los nombres de rocas plutónicas, vulcánicas y volcánicas.

Las ROCAS PLUTÓNICAS han sido arrojadas en la primera y segunda épocas; las principales son el pórfiro y la serpentina, que se emplean en escultura y arquitectura.

Las ROCAS VULCÁNICAS se presentan, por lo general, bajo la forma de columnas cortadas naturalmente ó en filones. Algunas veces han corrido por el suelo como lavas. La principal roca de esta clase es el basalto, útil para la construcción.

Las ROCAS VOLCÁNICAS comprenden todas las lavas vomitadas por los volcanes apagados, cuyas erupciones datan de la cuarta época y las que salen de los volcanes actuales. Estas se emplean en construcciones. Se encuentra en las hendiduras de estas rocas ígneas depósitos de azufre, de sal amoniaco, de sal de cocina, de arsénico, &c. Los geólogos fijan, con respecto á la formación de la tierra, cuatro épocas especiales en el orden siguiente:

La época de los terrenos primitivos y graníticos, anterior á la existencia de los seres organizados;

La de los terrenos secundarios (inferiores y superiores ) e intermedios, tiempo en que la tierra estuvo cubierta de vegetales y el mar solo estaba poblado de animales;

La época de los terrenos terceros, durante la cual los animales poblaron la tierra y las aguas dulces del globo;

La de los terrenos diluvianos y post-diluvianos, durante la cual el hombre fué puesto por el Criador en la tierra, en medio de las plantas y de los animales marinos y terrestres que continuaron poblando el globo.



Buscar otra palabra en el índice


Ver este tema en otros proyectos: En Wikipedia | En Wikcionario