Invocación a Cristo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Invocación a Cristo de Jean Racine
Nota: Traducción de Miguel Antonio Caro incluída en el libro Traducciones poéticas (1889).

El sol disipa la tiniebla oscura,
Y penetrando el ámbito profundo,
El velo rasga que cubrió á Natura,
Y vuelve los colores y hermosura
 Al universo mundo.

¡Oh, de las almas, Cristo, única lumbre!
¡A ti solo el honor y adoraciones!
Nuestra humilde oración llegue á tu cumbre;
Ríndanse á tu dichosa servidumbre
 Todos los corazones.

Si hay almas que vacilen, fuerza dales;
Y haz que uniendo las manos inocentes.
Dignamente tus glorias inmortales
Cantemos, y los bienes que á raudales
 Dispensas á las gentes.