La codorniz

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La codorniz
de Félix María Samaniego



Presa en estrecho lazo 
la Codorniz sencilla, 
daba quejas al aire, 
ya tarde arrepentida. 
«¡Ay de mí miserable 
infeliz avecilla,
que antes cantaba libre, 
y ya lloro cautiva! 
Perdí mi nido amado, 
perdí en él mis delicias, 
al fin perdilo todo, 
pues que perdí la vida. 
¿Por qué desgracia tanta? 
¿Por qué tanta desdicha? 
¡Por un grano de trigo! 
¡oh cara golosina!»
El apetito ciego
¡a cuántos precipita, 
que por lograr un nada, 
un todo sacrifican!