Lenore

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Poemas de Edgar Allan Poe
Traducción libre
Lenore


Lenore
de Edgar Allan Poe


"¡Oh! ¡La vasija de oro está rota!

¡El espíritu ha huido para siempre!

¡Que suenen las campanas! Un alma

santa flota sobre el río Estigia,

y tú, Guy de Vere, ¿no tienes lágrimas?.

¡Llora ahora, o nunca más!

¡Mira! Encima de ésta rígida y lúgubre

carroza, duerme tu amor!.


¡Lenore!


¡Venid! Dejad que el oficio de difuntos

se lea, que el cántico mortuorio se cante,

un himno para tan regia muerta como

muriera tan joven ...

Un cántico fúnebre para ella, dudosamente

muerta, porque murió tan joven.


¡Miserables¡ La queríais por su riqueza y

la odiabais por su orgullo,

y cuando su salud endeble, la

bendijisteis porque moría,

¡Como, entonces, sera leído el ritual?

¡El réquiem cantado

por vosotros, por ti, mirada oscura;

por ti, lengua calumniosa,

que habéis causado la muerte de la

inocencia que muriera tan joven

Precavimos:!pero no deliréis más¡ ¡Y

Que el canto del Sabbath

Suba hasta Dios tan solemnemente que

La muerte no sienta ningún mal!

La dulce Lenore ha ido adelante

con la esperanza volando al lado,


Dejándole en el dolor a causa de esa

querida criatura que habría sido tu esposa

Ella, la bella, atractiva, que ahora yace

Tan profundamente

Con la vida en la dorada cabellera, pero

no en los ojos.

La vida todavía en la cabellera

Muerte en los ojos ..


¡Atrás¡ Esta noche tengo el corazón

ligero. ¡No entonare cantos mortuorios,

pero sostendré el ángel en su vuelo, con

un pean de los días pasados!


¡Que no doblen las campanas! Por

temor de que su dulce alma, en

su alegría religiosa,

pudiera captar las notas , cuando flotan

hacia arriba, desde la tierra maldita,

hacia los amigos de arriba, desde los

amigos de abajo, escapa el espíritu indignado,

huyendo del infierno, hacia el cielo,

dejando los lamentos y los llantos, por

un trono dorado, al lado del Rey de

los cielos."


  • Nota: Otra versión:

"Y deja que el rito fúnebre se lea -

la canción funesta se cante -

un himno fúnebre para la muerta más hermosa

que muriese alguna vez tan jóven!

Un cántico mortuorio para ella, dudosamente

muerta, porque murió tan joven."