Los italianos en la Argentina/VI

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: Se respeta la ortografía original de la época

VI.

Apuntes sueltos.

Antes de entrar en una parte de las más interesantes de nuestro modesto trabajo, las sociedades italianas en la Argentina, que nos darán asunto para el capítulo siguiente, agruparemos en éste algunos datos complementarios á los ya consignados y que hasta ahorano han podido tener ubicación.

Ya cerca del fin de nuestra tarea, queremos completarla de la mejor manera posible, reuniendo los cabos que habían quedado sueltos, lo que necesariamente hará que este capítulo no tenga la unidad de los anteriores.

Como complenmento á lo que hemos dicho respecto del comercio con Italia, añadiremos aquí una pequeña nomina de los principales artículos introducidos durante el primer semestre de 1895.

El artículo más importante es el vino, del que entraron 62.245 bordalesas, 14.238 barriles, 2928 cajas de botellas.

104 damajuanas, 469 barriles de Marsala, 12.440 cajas de vermouth, 11.787 de fernet, 10 de coñac, 92 barriles de grappa, 1000 cajas de ferro china, 829 de licores diverso8.

Sigue en importancia el aceite con 41.773 cajas, el arroz con 43.620 bolsas, los tejidos de algodón con 4032 cajones, y el mármol con 8198 trozos.

Como se ve, el vino es el principal articulo de importación, y ese ramo del comercio crece visiblemente, y crecería más á no ser los derechos casi prohibitivos que se imponen á su introducción.

En cuanto á nosotros, es seguro que en breve enviaremos al reino animales en pie, comercio á cuya implantación propende la Cámara italiana, según ya hemos dicho, y cuyo ensayo en 1892 dió resultados excelentes, interesando á nuestro ministro en Italia, que lo comunicó así al gobierno argentino. Este será, sin duda, un ramo importantisimo de exportación, pues sólo en el matadero de Roma se benefician al año de treinta á treinta y cinco mil reses vacunas, siendo la cifra correspondiente al matadero de Nápoles bastante mayor aún.

Sin embargo, desde el 1° de Enero al 15 de Junio de este año, no se habían exportado para Italia por los puertos de Buenos Aires y La Plata, más de 232 vacunos y 1719 ovinos, y mientras que para Inglaterra habían salido 16.873 vacunos 17.174 lanares; para Fraucia 65.678 lanares y 1660 vacunos; para el Brasil 15.555 vacunos y 5060 lanares, y para Bélgica 24.712 lanares y 2069 vacunos. Nuestras relaciones diplomáticas con Italia han sido siempre excelentes, y datan desde 1856, en que fué nombrado Encargado de negocios el comendador Marcelo Cerruti, quien desempeñó esa misión hasta 1861.

Fué reemplazado en ese año por el conde Ulisse Barbolani, quien en 1864 recibió el nombramiento de Real ministro, cargo que tuvo hasta 1867.

Del 67 al 68 actuó como Encargado de negocios el conde L. Joanini teva di S. Michele, reemplazado en 1868 por el conde Enrico della Croce.

En 1876 reemplazó á éste el marqués Federico Spinola, que estuvo cuatro años en el puesto, sucediéndole los señores barón Saverio Fava de 1880 á 1881, el comendador Enrico Cova de 1881 á 1888, el duque Anfora de Licignano de 1888 á 1894 y por último el conde Pietro Antonelli, que, según parece, será enviado en breve á una legación europea.

Los cónsules datan de 1837, en que fué nombrado el barón Enrico Picolet d'Hermillon, que actuó hasta 1848; le han sucedido después el Sr. Silvestro De Marchi, como regente, de 1848 á 1849; Antonio Dunoyer de 1849 á 1855; Marcelo Cerruti de 1853 á t858; G. B. Cerruti, como regente, de 1858 á 1861; el conde Bartolomeo della Ville de 1861 á 1864; Francesco Astengo de 1804 á 1868; Domenico Palumbo, como regente, de 1868 á 1869; Cándido Negri de 1869 á 1875; Antonio Marazzi, como regente, de 1875 á 1876; G. B. Cerrutti, por segunda vez, de 1876 á 1880; Domenico Brunenghi de 1880 á 1888; Enrico Chicco de 1888 á 1894; y por último Annibale Massiglia de 1894 á 1895.

El 1° de Mayo del corriente fué suprimido el Consulado general, quedando sus asuntos agregados á la cancilleria de la Legación. Hay además un Cónsul italiano en el Rosario, con juris- đicción en las provincias de Santa Fe, Corrientes, Córdoba, San Juan, Rioja, Catamarca, Jujuy, Santiago, Salta y territorios de Misiones y Chaco; Vicecónsules hay dos en Buenos Aires, uno en Santa Fe, otro en La Plata. Tienen Agentes consulares Santa Fe, Paraná, Gualeguaychú, Concordia, Gualeguay, San Juan, Tucumán, Mendoza, Jujuy, San Carlos, Azul, Dolores, Tandil, Rafaela, Uruguay, Patagones, Chascomús, Victoria, Mercedes (B. A' , Mar del Plata, Pergamino, Junin, Córdoba, Villa Libertad, Pringles, Salta, San Nicolás, Balcarce, Santiago, Rioja, Catamarca, Goya, Reconquista, Bahía Blanca, La Paz y Corrientes.

Desde 1869 hasta 1887, los italianos contribuyeron con el mayor contingente absoluto (93.933) al aumento de la poblaeión extranjera de la capital. Esta ciudad, que en 1869 tenía 177.787 habitantes, de los que 41.957 eran italianos, siendo los argentinos solamente 89.661,-en 1887, sobre 433.375 habitantes contaba 138.166 italianos.

Pero no era la colonia italiana importante sólo por su número, y es digno de hacerse notar que de las 34.695 propiedades que entonces existían en Buenos Aires, 12.349 eran de italianos, superándolos únicameute los argentinos con 15.366, y siguiendo, bastante lejos, los españoles con 2853.

Según el censo que se levantó en 1881 en la provincia de Buenos Aires, habitaban en ella 57.128 italianos, divididos así: 43.082 en la región norte, 10.516 en la región central, 3340 en la región sur, y 190 en la patagónica. Era entonces la colonia más numerosa, siguiendo la española con 33.692 habitantes, la francesa con 20.738 y la inglesa con 9086. Los argentinos eran 393.482. Hay además un Cónsul italiano en el Rosario, con juris- đicción en las provincias de Santa Fe, Corrientes, Córdoba, San Juan, Rioja, Catamarca, Jujuy, Santiago, Salta y territorios de Misiones y Chaco; Vicecónsules hay dos en Buenos Aires, uno en Santa Fe, otro en La Plata. Tienen Agentes consulares Santa Fe, Paraná, Gualeguaychú, Concordia, Gualeguay, San Juan, Tucumán, Mendoza, Jujuy, San Carlos, Azul, Dolores, Tandil, Rafaela, Uruguay, Patagones, Chascomús, Victoria, Mercedes (B. A' , Mar del Plata, Pergamino, Junin, Córdoba, Villa Libertad, Pringles, Salta, San Nicolás, Balcarce, Santiago, Rioja, Catamarca, Goya, Reconquista, Bahía Blanca, La Paz y Corrientes.


Desde 1869 hasta 1887, los italianos contribuyeron con el mayor contingente absoluto (93.933) al aumento de la poblaeión extranjera de la capital. Esta ciudad, que en 1869 tenía 177.787 habitantes, de los que 41.957 eran italianos, siendo los argentinos solamente 89.661,-en 1887, sobre 433.375 habitantes contaba 138.166 italianos.


Pero no era la colonia italiana importante sólo por su número, y es digno de hacerse notar que de las 34.695 propiedades que entonces existían en Buenos Aires, 12.349 eran de italianos, superándolos únicameute los argentinos con 15.366, y siguiendo, bastante lejos, los españoles con 2853.


Según el censo que se levantó en 1881 en la provincia de Buenos Aires, habitaban en ella 57.128 italianos, divididos así: 43.082 en la región norte, 10.516 en la región central, 3340 en la región sur, y 190 en la patagónica. Era entonces la colonia más numerosa, siguiendo la española con 33.692 habitantes, la francesa con 20.738 y la inglesa con 9086. Los argentinos eran 393.482. Para Italia salieron en el inismo año 542.047 cartas, 74.762 paquetes impresos, 2171 tarjetas postales y 249 oficios. Estas cifras no eran superadas por ninguna otra náción, y representaban el 24% del total.