Página:Algunos vasos ceremoniales de la región Calchaquí.djvu/7

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
127
AMBROSETTI: VASOS CEREMONIALES CALCHAQUÍES.

 Al lado de esta escalera y cerca del borde hay un relieve pegado sobre la pared, representando un torcido grueso, que ha quedado como adorno en vez de asa; del otro lado existe la indicación de otro que se ha desprendido.

 Interiormente el dibujo cambia completamente, ocupando todo el espacio dos grandes y gruesas serpientes de cabeza triangular, enroscadas de media vuelta solamente, y dispuestas como si quisiesen salir del interior del vaso.

 Las dos serpientes no son iguales: una de ellas tiene debajo, y hacia cada lado de la cabeza, tres líneas cortas, gruesas y verticales y el cuerpo recuerda la escalera citada en el lado externo.

 Los tramos de esta escalera están en su interior unidos alternativamente por una cruz.

 La otra serpiente carece de esos apéndices en la cabeza y su cuerpo está dividido en secciones por líneas oblicuas, cuyo interior está ocupado alternativamente por puntos dispuestos en una serie, ó por una línea larga y ondulada como un flagelo.

 Debajo de las terrazas corre una línea horizontal que se interrumpe al llegar á los espacios que las separan entre sí.

 De estas líneas suben, verticalmente, hacia las terrazas figuras en escalones, elementos de la escalera con cruz y trazos negros informes.

 La parte sobre las terrazas y sus escalones, es decir, el borde mismo del vaso, ha sido pintado de negro y sobre los espacios la pintura se ha interrumpido como una serie de puntos.

 Este vaso tiene 13 centímetros de altura por 24 de diámetro en la boca, y 9 en la base.

 Sabemos que en el simbolismo calchaquí, la serpiente significa el rayo, las cruces que lleva en su cuerpo, lluvia: y como las terrazas se interpretan como nubes de lluvia en la civilización Pueblo del S. W. de Estados Unidos y allí también se usan vasos de bordes recortados en las diversas ceremonias que efectúan, me pregunto: ¿No será éste alguno de esos vasos ceremoniales ó de medicina como los que los Oraibis y Cipaulovis ponen al altar de los sacerdotes del Antílope en las ceremonias de la Danza de las Serpientes en Tusayan?[1]


  1. Tusayan Snake Ceremonies by Jesse Walter Fewkes. 16th Animal Report of the Burean of American Ethnology 1894-95, pl. lxxi y lxxii. En esta última plancha se ve detrás del altar y á la izquierda un gran vaso de bordes en terraza, y al frente otro más bajo en forma casi de puco, también con los bordes recortados,