Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/246

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 246 —

que es. Cuando vi á Armando unos dias mas tarde, me dijo que, gracias á mí, se habia vengado de un individuo que le hizo mal una vez. Entonces comenzé á sospechar. Pero esas sospechas se convirtieron en temores fundados cuando conocí á Vd. y lo vi tan amigo de Dupont. Ese dia me propuse relatar á Vd. todo, y lo hubiera hecho antes á haber sabido las señas de su casa.

Ernesto estaba asombrado.

Cierto es que sospechaba de Dupont, pero no tenia la certidumbre de que él fuera la causa de su desdicha.

— Es verdad todo eso? preguntó con voz reconcentrada. — Sí, es verdad, y estoy dispuesto á probarlo en cualquier momento.

— De qué manera?

— ¿Quiere Vd. seguirme? Pronto se desvanecerán sus dudas.

Ernesto tomó su sombrero.

— Si señor, dijo. Me interesa saber la verdad mucho mas de lo que Vd. cree. Esa noticia infame ha sido causa de inmensas desdichas que me

aflijen aún.