Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/463

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


' MARiA TORRES Fxzizxs 465

Todo desmaya, todo! En el inmenso

Mundo de las risuefias ilusiones,

Como al soplo de rudos aquilones Rodaron los ideales que adoré.

[S610 quedan vestigios consagrados, Flores mustias, Sefior! ;Llora alma mia!

Presto muy presto se extinguié del dia

La en-cantadora luz que tanto amé!

Y estoy en las tinieblas, mas que un nifio Temerosa Sefior y acongojada,

Regando con mi llanto la ignorada

Senda que mi destino sefialé.

Y en vano vuelvo los cansados ojos Buscando un astro en el velado cielo,

No veo una luz y en hondo desconsuelo Pienso que para mi todo acabé.

Cémo las glorias rapidas pasaron!
Cémo las dichas y el amor murieron!
Cémo su encanto sin igual perdieron

Los blancos suefios de la dulce edad! Y en pos de los instante bendecidos, De los supremos celestiales goces, Vienen hambrientas, hérridas, feroces, Las horas de congoja y ansiedad.

Vue1ve hacia mi Sefior, no me abandones!

Tiende tu suave diestra protectora,

Y volveré la refulgente aurora

De las tinieblas densas a alumbrar.

T11 que los mares agitados calmas

Y que el furor del animoso viento

Con sélo un eco de tu blando acento Puedes sereno y dulce dominar.