Página:Benjamín Vicuña Mackena - Relaciones históricas.djvu/695

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
20
relaciones históricas

Escusado es ahora decir, despues de lo que sumariamente hemos venido apuntando, que la historia de los Césares era una estupenda i atrevida patraña, como la de los Batuecas de España, inventada, enriquecida por la ponderacion i jurada en falso por aquellos dos estrados impostores, cuyo itinerario, desde el Estrecho de Magallanes al boquete de Villarica i a la iglesia de San Francisco en Penco, hemos trazado a la lijera i segun su propio relato.

De que esos dos hombres pudieron ser náufragos de la nave que perdió Sebastian de Arguello, o desertores de alguna de las espediciones que en aquellos años cruzaban por diversos i desconocidos rumbos el continente americano en demanda de descubrimientos, casi no podia abrigarse duda, porque parece imposible que se tomara noticia oficial, ni se asentara en los libros públicos, ni se mandara relaciones certificadas al rei sobre su arribo de ultra-cordillera por Villarica, si el hecho no hubiera tenido positivamente lugar.

Pero de que los dos aventureros forjaron a su sabor la fábula de las ciudades encantadas de los Césares, no cabe ahora, ni debió caber en aquellos siglos, en los hombres de mediano seso, ni la mas leve sombra de duda. ¿Que les movió a ello? Fué malicia, o fué simple síntoma de la edad de porten-