Página:Camana pedagogia social.djvu/110

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


sidad, sepáranse los varones de las mujeres en las escuelas primarias superiores e institutos de enseñanza secundaria.

La coeducación sexual, desde la escuela infantil hasta la normal y universitaria, ensáyase en algunas colonias inglesas y en los Estados Unidos en población escolar de origen protestante. Circunstancia notable. Los estados que más rápidamente progresan prefiere abiertamente la coeducación sexual.

Antes de pasar rápida revista por los inconvenientes achacados a este sistema, notemos que, en todas las regiones habitadas por católicos, la coeducación sexual ha encontrado insalvables obstáculos. Doquiera la naturaleza ha creado un matiz, una diferencia, los prejuicios religiosos han cavado un abismo. Dividir para reinar ha sido y sigue siendo el lema clerical.

Inconvenientes intelectuales, físicos y morales atribúyense a la coeducación.

¿Debe ser idéntica, en todo momento y en todos los casos, la educación e instrucción dada a uno y a otro sexo?

Equivalente, sentamos al deflnirla. Nada impide separar los varones de las mujeres o dar, en un mismo salón, trabajo apropiado a cada sexo.

Siendo un hecho que por razones de herencia, de medio ambiente y de educación, que serán fácil pero lentamente descartadas en adelante, el hombre ha llegado a un desarrollo intelectual incuestionablemente superior, ¿no hay peligro