Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I.djvu/270

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
246
cap.
darwin: viaje del «beagle»

toria de cambios geológicos revela la costa de Patagonia, en medio de su sencilla estructura!

En Puerto San Julián [2], en un légamo rojo que cubre la grava de la llanura, de 27 metros de altitud, encontré medio esqueleto del Macrauchenia Patachonica, notable cuadrúpedo, tan grande como un camello. Pertenece a la misma división o grupo de los Paquidermos, junto con el rinoceronte, tapir y Palæotherium, pero en la estructura de los huesos de su largo cuello ofrece una evidente relación con el camello, o más bien con el guanaco y llama. Del hecho de haberse hallado conchas marinas recientes en dos de las más altas llanuras escalonadas, que deben de haberse modelado y levantado antes que se depositara el légamo en que quedó sepultado el Macrauchenia, se colige con certeza que este curioso cuadrúpedo vivió mucho tiempo después de haber estado poblado el mar por sus conchas actuales. En un principio no podía comprender cómo un cuadrúpedo tan corpulento había hallado manera de subsistir en la latitud 49° 15', en estas desoladas llanuras de grava, con su raquítica vegetación; pero la afinidad del Macrauchenia con el guanaco, que ahora habita en las regiones más estériles, explica en parte esa dificultad.

La relación, aunque lejana, entre el Macrauchenia


  1. No lejos de las fuentes de este río, en Ultima Esperanza, ha hallado Erland Nordenskjöld, en la caverna de Eberhardt, pedazos de piel de un gran desdentado, al que sucesivamente se ha ido dando los nombres de Glossotherium, Neomylodon y Grypotheriumm Listai. Este animal, que ha hecho estallar toda una rica literatura, era contemporáneo del hombre, dudándose por unos si estuvo domesticado y afirmándose por otros que acaso viva todavía en Patagonia. Léase Erland Nordenskjöld, Mis exploraciones y aventuras en América, editada por Calpe, en la colección de Viajes modernos.—Nota de la edic. española.
  2. Últimamente he sabido que el capitán Sulivan, de la Real Marina inglesa, ha encontrado numerosos huesos fósiles, sepultados en estratos regulares, en las riberas del río Gallegos, a los 51° 4' de latitud. Algunos de esos huesos son grandes; otros, pequeños, y parecen haber pertenecido a un armadillo. Es éste un descubrimiento de los más interesantes [1].