Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I.djvu/39

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
i
15
islas de cabo verde

cilmente cuando se los pone en tierra. Observé además que uno de estos pulpos fosforescía ligeramente en la obscuridad mientras le tuve en mi camarote.

Peñas de San Pablo.—Al cruzar el Atlántico estuvimos al pairo, durante la mañana del 16 de febrero, cerca de la isla de San Pablo. Este grupo de peñascos está situado a los 0° 58' de latitud Norte y 29° 15' de longitud Oeste. Dista 540 millas de la costa de América y 350 de la isla de Fernando Noronha. El punto más alto se eleva solamente unos quince metros sobre el nivel del mar, y su circuito no llega a tres cuartos de milla. Este islote surge abruptamente de las profundidades del océano. Su constitución mineralógica no es sencilla: en algunas partes la roca es de naturaleza cuarzosa; en otras, feldespática, con venas de serpentina. Es un hecho digno de notarse que los muchos islotes situados a gran distancia del continente, en los Océanos Pacifico, Indico y Atlántico, con excepción de las Seychelles y esta pequeña punta de roca, están todos compuestos por coral o materia eruptiva. La naturaleza volcánica de estas islas oceánicas es evidentemente una confirmación del principio y un efecto de aquellas mismas causas, sean químicas o mecánicas, de las que resulta que la gran mayoría de los volcanes hoy activos se hallan o cerca de las costas o formando islas en medio del mar.

Las peñas de San Pablo, vistas a distancia, parecen de un color blanco brillante, lo que se debe en parte a los excrementos de una numerosa muchedumbre de aves marinas y también a una capa de una substancia dura y de lustre perlado íntimamente adherida a la superficie de las rocas. Examinada con una lente se ve que está compuesta de muchas capas sumamente delgadas, cuyo espesor total es de unos 2,54 milímetros. Contiene mucha materia animal, y su origen, a no dudarlo, se debe a la acción de la lluvia o espuma del