Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo II.djvu/289

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
xix
271
australia

menticios están más baratos. El clima es espléndido y enteramente saludable; mas para mí perdió todos sus encantos desde que contemplé el desagradable aspecto del país. Los colonos tienen una gran ventaja en poder utilizar los servicios de sus hijos desde muy jóvenes. Entre los diez y seis y veinte años suelen ponerse al frente de granjas distantes. Pero no hay modo de evitar que vivan asociados con trabajadores deportados. No tengo noticia de que el tono de la sociedad haya adquirido algún carácter peculiar; pero con tales hábitos y sin aspiraciones intelectuales es difícil creer que se mejore. Mi opinión es que sólo una apremiante necesidad me compelería a venir emigrado a este país.

La rápida prosperidad y brillante porvenir de Australia, para mí, que no entiendo de estos asuntos, son un verdadero enigma. Los dos principales artículos de exportación son lana y el aceite de ballena, y ambas producciones tienen un límite. El país no se presta para construir vías fluviales, por lo que se necesita recurrir al transporte con carros, y el coste de éste, si es a punto muy distante, sube tanto como el de cuidar y esquilar las ovejas. Como los pastos crecen ralos, los colonos se han visto precisados a penetrar en el interior; pero se han encontrado con regiones en extremo pobres. La agricultura, por causa de las sequías, no podrá nunca desenvolverse en gran escala y, por tanto, a lo que yo alcanzo, Australia tiene que esperarlo todo de ser un gran centro de comercio para el hemisferio meridional, y acaso de su futura industria. Las minas de hulla que posee le suministrarán cuanta fuerza pueda necesitar. Dada la circunstancia de formar el terreno habitable una faja costera, y atendiendo al origen inglés de la población, cabe esperar que se convierta en una nación marítima. En un principio imaginé que Australia rivalizaría en riqueza y poder con Norteamérica; pero ahora me parece que esa soñada grandeza tiene mucho de problemática.