Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo II.djvu/42

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
24
cap.
darwin: viaje del «beagle»

estas llanuras, mi sorpresa fué grande al encontrar en Chile un paisaje de tal naturaleza. Los llanos pertenecen a más de una serie de diferentes elevaciones, y están cruzados por anchos valles de fondo plano; ambas circunstancias, de igual suerte que en Patagonia, denuncian la acción del mar en la lenta elevación de la tierra. En los cantiles en escalón que bordean estos valles hay algunas cuevas enormes, que sin duda fueron formadas primitivamente por las olas; una de éstas es celebrada con el nombre de Cueva del Obispo, por haberse consagrado allí uno antiguamente. Durante el día me sentí muy mal, y desde esa época hasta fines de octubre no me repuse.


22 de septiembre.—Continuamos pasando por verdes llanuras sin un árbol. Al día siguiente llegamos a una casa cerca de Navidad, en el litoral, donde un rico haciendero nos dió hospedaje. Aquí me detuve los dos días siguientes, y, aunque bastante mal, me esforcé por recoger de la formación terciaria algunas conchas marinas.


24 de septiembre.—Nuestra ruta se dirigió ahora directamente hacia Valparaíso, que con grandes dificultades alcancé el día 27, para meterme en cama y permanecer en ella hasta fines de octubre. Durante este tiempo estuve tratado como miembro de la familia en casa de Mr. Corfield, a cuyas bondades no sé cómo expresar mi agradecimiento.


Añadiré en este lugar unas cuantas observaciones sobre algunos cuadrúpedos y aves de Chile. El puma, o león sudamericano, habita en diversos puntos. Este animal se halla extendido en una amplia área geográfica, pues se le ve en los bosques ecuatoriales, en toda la extensión de los desiertos de Patagonia, y por el Sur, hasta las húmedas y frías latitudes (53 a 54°) de