Página:Charles Darwin - El origen del hombre.djvu/171

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
167
carlos r. darwin.

va que tiene, para la clasificacion, el gran desarrollo cerebral en el hombre; y teniendo al propio tiempo presente, que las diferencias profundamente marcadas que existen entre los cráneos del hombre y los de los Cuadrumanos (de las que se han ocupado mucho Bischoff, Aeby y otros) son muy verosímilmente el resultado del distinto desarrollo de los cerebros. En segundo lugar, no hemos de olvidar que casi todas las otras diferencias entre el hombre y los Cuadrumanos son de naturaleza eminentemente adaptiva, y se refieren principalmente á la actitud vertical, peculiar al hombre: tales son la estructura de la mano, el pié, la pélvis, la curvatura de la columna vertebral, y la posicion de la cabeza. La familia de las focas ofrece un buen ejemplo de la poca importancia que tienen para la clasificacion los caracteres de adaptacion. Estos animales, por la forma del cuerpo y la conformacion de sus miembros, difieren de todos los demás carnívoros, mucho más de lo que difiere el hombre de los monos superiores; á pesar de esto, en todos los sistemas, desde el de Cuvier hasta el más reciente de M. Flower, las focas figuran como simple familia en el orden de los carnívoros. A no haber sido el hombre clasificador de sí mismo, nunca hubiera soñado en fundar un órden separado para él.

Traspasaria los limites de esta obra y los de mis conocimientos, si tratara de indicar los innumerables puntos de conformacion por los que el hombre concuerda con los demás Primatos. Nuestro eminente anatómico y filósofo, el profesor Huxley, en un profundo estudio de este asunto, no ha vacilado en afirmar que, en todas las partes de su organizacion, el hombre difiere ménos de los monos superiores, que estos de los miembros inferiores de su mismo grupo. Por consiguiente «no hay