Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/584

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—200—

ciudades de Cartagena y Portobelo, y por el de la Caldera con Panamá y otros puertos de la mar del Sur. Envidiosas las naciones estrangeras de su prosperidad, por los años de 1666 hicieron un desembarco en el puerto de Moin ó de Matina, de mil y doscientos hombres, que inmediatamente se encaminaron para Cartago. Luego que en dicha ciudad se tuvo noticia del desembarco de los piratas Franceses é Ingleses, el Gobernador dio orden al Sargento Mayor juntase todas las armas y gente que pudiese y marchase para el pueblo de Turrialba, distante diez leguas de Cartago, parage por donde precisamente habían de pasar los enemigos. Habiendo llegado a dicho el Sargento Mayor con su gente, se subió á un montecillo que domina al espresado lugar, mandó recargar las armas y habiendo asentado su real los enemigos en el referido pueblo de Turrialba, al amanecer del dia siguiente, antes que los contrarios rompiesen el nombre para marchar, tocaron los nuestros las cajas con grande estrépito y dispararon las armas: con lo que aterrorizado el enemigo, huyó aceleradamente y se acogió á sus embarcaciones: siguió nuestro ejército al alcance y apresó algunos soldados, que llevados á Cartago y habiéndolos puesto en confesión, declararon que lo que los habia hecho volverse, habia sido que poco después de haberse rompido el nombre por los Españoles, divisaron sobre la montaña un numeroso ejército de hombres, capitaneado por una muger; y en esta declaración se ratificaron algunos de ellos, que se hicieron católicos y se casaron en esta provincia. Lo que se atribuyó á especial protección de la Santísima Virgen: por lo cual el Gobernador, Cabildo y vecindario de Cartago juraron por Patrona á esta Soberana Señora en el misterio de su Concepción y prometieron ir á pié en romería todos los años al Santuario de Ujarraz, distante dos leguas de Cartago, á venerar la devota Imagen de Nuestra Señora, que se conserva en él; y asi se practica hasta el presente, bajando los referidos Señores por el mes de Mayo al pueblo de Ujarraz á cumplir su voto.

 Pocos años después los piratas de la mar del Sur se apoderaron por dos ocasiones de la ciudad de Esparza,