Página:Compendio de la historia geografica natural y civil del reyno de Chile - Parte I.djvu/234

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
208
Compendio de la Historia

ser sus racimos perfectamente conicos, estando tan fuertemente asidos á ellos los granos de uva, que es imposible arrancar uno sin arrancar juntamente todos quantos estan al rededor de él.

Es increible la abundancia con que acuden alli los manzanos, membrillos, perales, melocotones albaricoques, ciruelos, almendros, cerezos, olivos, higueras, granados, nogales, castaños, naranjos, limones y cidros, cuyas frutas no ceden ni en bondad ni en belleza á las mejores de Europa [1], siendo otra particularidad la gran corpulencia que adquieren alli todos estos árboles. Se han multiplicado de tal modo los membrillos y los manzanos, que en las provincias australes hay bosques de ellos de tres ó quatro leguas de extension [2], y de aqui deriva la

  1. "Por lo demas el llano de Quillota es por sí muy agradable. Hálleme álli por el carnabal, que en aquel pais es á entradas de otoño, y quedé maravillado de ver una tan gran cantidad de todas clases de hermosas frutas de Europa trasplantadas alli, donde acuden prodigiosamente, con particularidad los melocotones, de los quales hay bosquecillos enteros que no se cultivan, reduciendose todo su beneficio á encaminar al pie de los árboles algunas corrientes de agua que sacan del rio de Chile, y con las quales suplen la falta de lluvia durante el estio." Frezier tom. I. pag. 202.
  2. "Fructifican por sí sin que los ingerte la industria. Las peras y fas manzanas se dan naturalmente en los bosques, siendo dificil de comprehender á vista de