Página:Contrato FCAyBsAsRosario.djvu/18

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


Por su parte, el Poder Ejecutivo no puede razonable mente oponerse a la construccion de estos ramales, fundam dose en los perjuicios que ellos traen a la linea de su pro piedad, mientras por todas-partes los pobladores anhelan ver pasar lineas en la proximidad de sus campos y estan impacientes por entrar en la labor productiva. En vista de estas mismas razones, el Gobierno no cree poder con jus ticia impedir la penetraeion de vias férreas particulares en el amplio triangulo existente entre Villa Maria, Cordoba y Rio Cuarto, el cual hasta ahora se ha considerado como

zona perteneciente al ferrocarril Andino y reservada zi sus futuras extensiones, mientras en el hecho, ha quedado des provista de toda via férrea a pesar de las reclamaciones de sus habitantes y de los deseos de varias Empresas. El ferrocarril del Pacifico ha construido un ramal de

Mackenna a Sampacho, prolongandolo después hasta Achi ras en la punta sur de la sierra de Cordoba: su tendencia es hacia una prolongacion ulterior a Naschel, efectuando con eso una nueva extraccion de trafico de toda la parte mejor de la linea a Dolores. Esa misma empresa tiene en construccion una linea en tre Pedernera y La Paz, cuyo menor recorrido y condicioues de pendiente, mucho mas favorables que las de la linea

por San Luis, desviaran por ese lado una parte del trafieo de Cuyo, mermando al ferrocarril Andino las entradas co rrespondientes al paso obligado por su estacion en Villa Mercedes.

Un trafico que hasta ahora ha quedado indisputado al ferrocarril Andino es el de transito de vinos entre las pro

vincias de Cuyo y las del Norte. También este esta des tinado a mermar en cuanto se abra al servicio la nueva

linea de San Juan zi Serrezuela, que pondra en comuuica ¢·i6n esas regiones en forma mucho mas direeta. Como se ve, por todas partes el trafico de esta linen esta minado por las lineas que la rodean, y es necesario

pensar que no se trata de oircunstancias efimeras que po dran desaparecer en adelante, sino de hechos permanentes que haran cada vez mas grave la situacion, de modo que