Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/165

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
158
CUENTOS

pectativa la del cielo, de la tierra, de la colosal montaña! El uno es de azul y de oro, la otra es de rosas y de perlas, y la última, serena, olímpica en su gravedad de monumento eterno, apenas se estremece y se sonríe. Mi corazón late con furia, mis ojos se ensanchan, mi garganta se anuda y la impaciencia me agita. Llamo á mi guía, le hablo, le advierto que es el Sol de Mayo, el de la libertad, el de la patria, el que está asomando en el horizonte, para que me acompañe en mi gozo y me ayude á saludarle con un grito, con un grito que se oiga en todos los valles y llegue á las tierras más remotas... Y aquel hombre vuelve á ser la esfinge de la víspera, la roca insensible y sin resonancia. Me encuentro solo, solo sobre una cumbre que domina los ámbitos lejanos, con un volcán de entusiasmo dentro del pecho, con una ansiedad devoradora de entonar un himno con toda la fuerza de mis pulmones, y enfrente de una explosión de luz, inminente, grandiosa, sublime..!