Página:Descripción histórica y cronológica de las dos piedras que con ocasión del nuevo empedrado que se está formando en la plaza principal de México, se hallaron en ella el año de 1790.djvu/13

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
3

sen tarjeas para conducir las aguas por canales subterraneos; estando excavando para este fin el mes de Agosto del año inmediato de 1790, se encontró, á muy corta distancia de la superficie de la tierra, una Estatua curiosamente labrada en una piedra de extraña magnitud, que representa uno de los ídolos que adoraban los Indios en tiempo de su Gentilidad. Pocos meses habian pasado quando se halló la otra piedra, mucho mayor que la antecedente, á corta distancia de ella, y tan poco profunda, que casi tocaba la superficie de la tierra, la que se veía por encima sin labor alguna; pero en la parte de abaxo que asentaba en la tierra, se descubrian varias labores. Sacadas ambas, se conduxo la primera á la Real Universidad, y la segunda se mantuvo algún tiempo en el mismo lugar donde se halló; pero ya en su natural situacion vertical, pudiendo asi registrarse con facilidad todo lo que hay en ella gravado. Luego que yo la vi, quedé lleno de gusto, por haber hallado en ella un testimonio fiel, que comprobaba lo que á costa de tantos trabajos y estudio tenia escrito sobre el sistema de los Calendarios mexicanos, contra las falsas hipóteses con que los han desfigurado y confundido los Escritores de la historia Indiana que han pretendido explicarlos, como lo demuestro en mi Cronología Indiana, y se manifestará en algunos lugares de este Papel lo mas notable de sus errores.

Como tenia ya mucho tiempo antes hechas tantas combinaciones, así de manuscritos de los mismos Indios en su idioma mexicano, como de relaciones de nuestros Españoles, con las pinturas que tengo en mi poder, y cito en aquella Obra; me fue fácil comprehender luego lo que significaban las mas de las labores y figuras gravadas en esta segunda piedra, recorriendo todos los dias por ella misma las especies que se hallan tan confusas, dispersas y truncadas en los escritos de los propios Indios, y de ningun modo tocadas por los Autores Españoles. Y aunque conseguí, á costa de gran trabajo, entender otras que no habian llegado á mi noticia; restan aun algunas de sus figuras, cuyos geroglíficos envolvian en si muchas alegóricas significaciones, por interpretar enteramente.

Por estar expuesta al Público, y sin custodia alguna,

no
B